LOS BOMBEROS URBANÍSTICOS…“Bombero Urbanista”

Escrito por

Al igual que algunas personas necesitan hacer planes de futuro para estructurar y alcanzar sus objetivos, las ciudades también necesitan planificar su crecimiento y evolución en el largo plazo, mediante la identificación y concreción de proyectos o líneas de actuación en el marco de su plan urbano (en España llamado PGOU –plan general de ordenación urbanística-). Esto no es más que la puesta en papel de lo que la sociedad local anhela para la mejora general de su ciudad y en su entorno.

Por eso diseñar un plan, es mucho más que confeccionar un complejo documento técnico, con el concurso de arquitectos, ingenieros, abogados, ambientalistas o economistas, por ejemplo. Ya que contiene la respuesta de esa ciudad, de ese territorio, a sus anhelos de expansión urbana, de mejora de sus infraestructuras y servicios urbanísticos, a sus políticas de vivienda, identificando diferentes proyectos de mejora o de remodelación urbana, acciones para la revitalización de sus barrios históricos o para la mejora de su economía, para acoger al turismo, para la protección de su patrimonio cultural, de su paisaje o de sus tradiciones… 

Como veis, constituyen documentos complejos, con respuestas diversas y complejas también. Y por eso mismo, los planes urbanísticos no dejan de ser instrumentos técnico-legales de muy difícil materialización.  Así, poder ejecutar cada uno de los diferentes proyectos e iniciativas que contienen, constituye una labor ardua y difícil. Y por eso, lamentablemente, la mayoría de las ciudades fracasan en esta labor, constatándose al cabo de los años un bajísimo grado de ejecución de sus propuestas. Ya sea por lo inapropiado de las previsiones que hizo aquel vetusto PGOU de hace quince o veinte años, o ya sea por la dificultades inherentes a la propia gestión urbanística…

Si a ello le añadimos que la mayor parte de los PGOUs fueron diseñados en los primeros años de este milenio (planes pre-crisis), deberemos considerar el que con bastante probabilidad contendrán propuestas cuya magnitud esté sobredimensionada, desfasada o simplemente ya sea inviable por múltiples razones (ha cambiado la estructura de la propiedad, han cambiado las leyes, ha cambiado el escenario sociopolítico, ha cambiado la economía…) por lo que en la mayor parte de las ocasiones, no solo se trataría de gestionar aquel proyecto urbano que trazó un PGOU tan antiguo, sino que además, la búsqueda de soluciones óptimas, o simplemente viables, casi siempre nos va a conducir a la necesidad de modificar también aquel PGOU…

¡Ufff! ¿Alguien se atreve?

Así pues, gestionar ahora aquellas propuestas de hace más de una década, cuando nadábamos en un contexto socioeconómico expansivo, requerirá, además de una gran determinación, de una gran profesionalidad y especialidad en la materia.

De modo que yo me atrevería a afirmar, que sólo los equipos multidisciplinares que cuenten con esa doble experiencia (como redactores de planes municipales, y como gestores de proyectos urbanísticos), podrán ser capaces de abordar con rigor y con una razonable seguridad los proyectos urbanos de las ciudades: con garantías de que puedan ser aprobados, en plazos asumibles, y con soluciones viables en todos los sentidos… algo desde luego nada frecuente.

Y eso explica en todas las ciudades haya numerosos proyectos urbanos (denominados comúnmente “unidades de ejecución”, “planes especiales” o “planes parciales”) que están anquilosados desde hace tantos años… para la desesperación de propietarios y munícipes, ya que seguramente el mercado inmobiliario local necesita de dichos suelos, y también los ciudadanos ansían aquel nuevo parque, aquel colegio nuevo, o esa prolongación de la red viaria…

Se trata de una labor tan compleja y difícil que yo la denominaría “hacer de bomberos urbanísticos” … Así que he pensado que en los próximos días os contaré algunos de estos trabajos…

Almu 6 644x553

Visto 1849 veces

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Jesus Lunes, 01 Octubre 2018 21:45 publicado por Jesus

    Tarea compleja sin duda. Además de todo lo que se comenta en el artículo, un hándicap con el que cuentan los PGOU es con el de la financiación, vinculada en gran medida a que sus propuestas expansivas se lleven a cabo.

    Reportar
  • Enlace al Comentario juan carlos García delosReyes Martes, 02 Octubre 2018 04:42 publicado por juan carlos García delosReyes

    Así ha sido por muchos años la concepcion del urbanismo y eso ha incentivado previsiones exageradas. Pero las aguas siempre vuelven a su cauce... y ahora, obligadamente, se hacen planes bastante prudentes. Quizás en exceso.
    Otro tema es que cada vez son trabajos más densos y peor pagados... en fin, el cuento de nunca acabar! Un abrazo Jesúsmaria

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.