EL VERDADERO VALOR DEL TESTIMONIO

Escrito por

3F39EE95 1B66 4C05 A48F 5204EE811678

Justo al empezar este milenio, en febrero de 2000, España perdió a un buen ministro, pero no fue en balde ya que a cambio recibió un bien mucho más preciado y duradero... El valor del testimonio.

Os hablo de Manuel Pimentel, un joven ministro que por entonces aún no había cumplido los 40 y que ya contaba con un expléndido currículum (varias licenciaturas, doctorado, parlamentario andaluz, secretario de estado...). 

En su Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en apenas un año había impregnado a su gestión de gran contenido de humanidad, de cercanía y de rigor, por lo que se había ganado el respeto y el aprecio social y político... algo verdaderamente extraordinario.

Pues resulta que Manuel Pimentel, el más joven del Gobierno de Aznar, dando un ejemplo de honestidad, presentó su dimisión por las irregularidades cometidas por uno de sus más estrechos colaboradores. Y dijo que lo hacía para que "asumir las responsabilidades políticas sea algo más que palabras".

Pero resulta que es apenas tres años después, volvió a actuar con la misma gallardía, ya que a través de un artículo de opinión en la prensa, anunció su baja de su partido del que en aquel momento era secretario general a nivel regional, en desacuerdo con su política ante la guerra de Irak, calificándola de "ilícita" y un "error histórico"... 

Así que ahí tenéis que la principal herencia del paso por la política de aquel buen hombre, andaluz por más señas, tuvo que ver con esas lecciones de coherencia, de cordura, de responsabilidad y de desapego al poder.. Una lección que con los años ve acrecentado su valor y su testimonio.

Y sabéis por qué os cuento esto? pues porque Manuel Pimentel, hoy editor, escritor y experto en estrategias de resolución de conflictos, presentará a las 20h su libro DOLMEN, muy cerca de donde resido: en el Centro de Interpretación del Megalitismo de GORAFE (Granada, Andalucía).

Y claro, no podía desaprovechar anunciaros que pocas veces podréis estrechar la mano de alguien como él... que lo supo dejar todo para dejarnos su legado como Ciudadano Comprometido.

Y yo os pregunto a cada uno de vosotros: Cuantas veces en el día a día, sea en el ámbito profesional o personal, no perdemos la oportunidad de actuar con verdadera honestidad? 

ECC7B0E0 633C 47F9 ACA1 E8C1AECD2867

Visto 2126 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario Manu Jueves, 09 Agosto 2018 09:11 publicado por Manu

    He coincidido en varias ocasiones por Córdoba. Pimentel, como lo cuentas y como lo describen sus hechos es un ejemplo a seguir en espera de seguidores.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.