Bombero Urbanista

Circula entre los arquitectos una chistosa tabla con siete columnas de palabras de tal modo que, tomando al azar una palabra de cada una de las columnas, de izquierda a derecha, podrás componer “frases propias de arquitectos”... Relamidas, intelectualoides, sonoras, tremendas... pero vacías. 

Porque el MANUAL DE DISCURSO FÁCIL PARA ARQUITECTOS se trata de una especie de parodia llena de ironía y, porqué no, también de sarcasmo, que fue publicada en en su blog por el arquitecto José Ramón Hernández Correa:

 WhatsApp Image 2019 11 22 at 11.38.44

 

Aunque esas frases, pareciendo que dan el pego, a nadie se la pegan ya que están tan embadurnadas de ego y de petulancia que no son sino metáforas de la enorme brecha que haya podido abrirse entre la sociedad y el colectivo de los arquitectos...

Otro insigne colega, mi apreciado Miguel Martin Heredia, entrando al juego nos suelta su aleatoria elección de arquipalabras:   “La textura modal del entorno expresa una estructura intencionadamente plástica” jajaja para luego, ya reflexionando seriamente, decir: 

  • “Los metalenguajes siempre han sido una característica de los gremios y de las élites, precisamente tenían y tienen el fin de distinguirse de los otros. Ahora responden a tiempos pretéritos y debe distinguirse entre palabras técnicas que definen algo con precisión y el metalenguaje superfluo, para comunicar con la sociedad debemos hacernos entender empleando lenguaje sencillo y explicando los términos específicos.”

Y es que al hilo de esta especie de juego tan poco chistoso, quisiera contaros algo muy hermoso que viví ayer noche: 

 Acababa de impartir una conferencia en una localidad y varias personas mayores, desde luego con formación muy básica,  se me acercaron y me felicitaron diciéndome “que lo han entendido todo...” 

Mirad, cómo reflexionaba hace unas semanas mi respetado amigo Néstor Franco: “el leguaje demasiado técnico no genera conocimiento sino barreras.” Tomemos buena nota.

 

Presentacion3

Martes, 30 Abril 2019 08:33

UFF...Vaya mesecitos...

Escrito por

¡Uf! Vaya mesecitos que hemos pasado desde el verano pasado… porque ya es inminente la llegada de las elecciones municipales y con ellas se termina la gestión de los ayuntamientos actuales… y en muchos de ellos (en casi todos en realidad) no hay otro remedio que apurar la “legislatura” hasta el último día para la conclusión (y la aprobación) de los trabajos que nos tienen encomendados…

Y debo reconoceros que, aunque en algún caso los Ayuntamientos hayan podido ser como los malos estudiantes que dejan todo (o casi todo) para el final, en general eso no es así… sin embargo, en la mayor parte de los casos el que se apure la gestión hasta el final de los actuales equipos que gobiernan se debe en grandísima media al complejísimo entramado burocrático y legislativo que dificulta casi todo en la esfera administrativa.

Y en ese contexto ayer un colega almeriense, Pablo García Pellicer, se lamentaba de las tremendas complicaciones burocráticas que sufren los municipios, especialmente los más pequeños, y me preguntaba:

  • ¿No crees que el PGOU es una figura de planeamiento poco ágil para rediseñar el futuro de estas poblaciones?

Yo creo que la planificación en Andalucía (y en España) es consecuencia de la superposición de dos legislaciones que no dialogan entre sí (la ambiental y la urbanística) amén de la interacción de numerosas normativas sectoriales, cada una con sus anhelos (sobredimensionados en ocasiones), sus metodologías y sus cuitas... cuya consecuencia es la imposibilidad de formular y tramitar un PGOU en una única legislatura... y con la escasa institucionalidad que se da en los ayuntamientos pues ya me diréis lo que pasa cada vez que hay un cambio de alcalde...

Por eso creo que en primer lugar hay que coordinar todas esas normas para simplificar el proceso y racionalizarlo (labor de los parlamentarios, esto es, de los legisladores). Y ya después, puede que sea posible que entre unos y otros podamos diseñar unos planes que sean algo más (pero no mucho más) sintéticos para los pequeños municipios... Pero claro, al final, el último acto del proceso, el de la edificación, debe estar bien regulado (reglado) y eso requiere que haya un plan (una norma) que también sea bien preciso.

Pero entre tanto, aquí me tenéis con todo mi equipo de GR arquitectos… exhaustos, pero también orgullosos por la labor desarrollada y del esprint de los últimos meses… y esperamos que con ello estemos mejorando la calidad de vida de la gente que vive o trabaja en Torredelcampo, Valdepeñas de Jaén, Dílar, Guadix, Pórtugos, Ferreira, Albuñol, Santa Elena, Monachil, Albondón, Sorvilán, Almegíjar, Castril, Valderrubio, San Fernando, Carataunas, Alquife…

¡Feliz mes de mayo para todos!

Desde hace unos meses os estoy contando algunas de mis experiencias que, agrupadas bajo la denominación “bombero urbanista”, versan sobre acciones decididas para la mejora de la ciudad. Generalmente complejas, pero siempre necesarias.  Y veréis que muchas de ellas tienen que ver con el patrimonio cultural, uno de los grandes damnificados por la desidia, la avaricia o la ignorancia… https://gr-arquitectos.com/component/k2/205-ciudades-arruinadas

Pero hoy os quiero acercar a un caso verdaderamente apasionante y difícil: EL CASTILLO DEL BERRUECO (Torredelcampo, Jaén. Andalucía, España).

Se trata de un bellísimo castillo, construido en el s. XII, que es de titularidad privada y que fue declarado BIEN DE INTERÉS CULTURAL en 1985. Sin embargo, su estado de conservación es alarmante y sufre un palpable deterioro progresivo, con peligro inminente de derrumbe de algunos de sus muros elementos esenciales. Y, por si fuera poco, en su entorno inmediato se han construido desde entonces algunas edificaciones que han alterado la armonía del lugar.

Desde su declaración como BIC, ha existido una gran demanda ciudadana y política por su recuperación y puesta en valor, y en tal sentido su ayuntamiento inició en 2005 su expropiación, sin que hasta el momento haya podido ser concluida debido a que se trata de una actuación muy compleja.

En ese contexto, a mi equipo le contrataron recientemente la redacción del PGOU municipal y, aunque se trataba de un caso que trascendía de lo meramente urbanístico, en seguida nos hemos puesto manos a la obra en coordinación con los asesores municipales y con todo el respaldo de su equipo de gobierno a fin de trazar una estrategia inmediata, coordinada y definitiva que aborde todas las cuestiones que afectan a este BIC:

  1. La protección exhaustiva del castillo, de su entorno, y de otros elementos de valor patrimonial adyacentes que ayuden a su puesta en valor y a la mejora de su uso público (pedagógico, cultural y turístico) a través de la regulación del PGOU.
  2. Garantizar legalmente su destino como bien de titularidad pública.
  3. Prever los mecanismos que permitan la inmediata realización de obras de emergencia en el Castillo que eviten su progresiva degradación y despejen el peligro de colapso parcial que le amenaza.
  4. Y definir una estrategia específica de investigación, de conservación y de puesta en valor no solo del BIC sino también de su entorno inmediato con sus elementos patrimoniales.

Y para ello hemos asesorado al Ayuntamiento de Torredelcampo para la adopción de las siguientes medidas específicas:

  1. El PGOU de Torredelcampo, cuya aprobación inicial se realizará en un mes, calificará al Castillo del Berrueco y otros elementos adyacentes como SISTEMA GENERAL DE EQUIPAMIENTOS EN SUELO NO URBANIZABLE, con lo que no solo se avalará expresamente en dicha norma su expropiación, sino que también se dará seguridad jurídica para el destino final dotacional de dichos bienes (Castillo, Antiguas Escuelas y Ermita, fundamentalmente). Así mismo, el PGOU dotará de protección al entorno próximo del Castillo con una regulación normativa específica, a fin de evitar su degradación paisajística.
  2. Tan pronto se produzca la aprobación inicial del PGOU, se continuará con el EXPEDIENTE DE EXPROPIACIÓN del Castillo, ahora sí con todo el respaldo legal y urbanístico, posibilitando que pueda acelerarse dicho proceso.
  3. Bajo la supervisión de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, estamos realizando un PROYECTO DE OBRAS DE EMERGENCIA que defina las medidas urgentes que deban ser ejecutadas, el cual está previsto que pueda ser presentado formalmente para su preceptiva autorización en la última semana de marzo de 2019.
  4. Los servicios técnicos y jurídicos municipales están impulsando una ORDEN DE EJECUCIÓN DE DICHAS MEDIDAS DE EMERGENCIA a sus propietarios, con un plazo perentorio para su inicio, lo que posibilitará que en el caso de que no las ejecuten voluntariamente, el ayuntamiento procederá a la ejecución subsidiaria de las mismas. Y a tal efecto el ayuntamiento ha adoptado las medidas económicas pertinentes para su inminente financiación.
  5. Y sin solución de continuidad, el Ayuntamiento ha programado que, una vez hayan sido ejecutadas las obras de emergencia, se elabore un proyecto técnico que aborde en su totalidad las NECESIDADES DE CONSERVACIÓN Y DE PUESTA EN VALOR DEL CASTILLO, DE SU ENTORNO PRÓXIMO, Y DE OTROS BIENES ADYACENTES (ESCUELAS Y ERMITA), de cara a su concertación técnica y económica con las administraciones.

Cómo veis, solamente podremos ser proactivos en la gestión de la ciudad y de su patrimonio si contamos con un conocimiento exhaustivo de las diferentes legislaciones; con una dilatada experiencia en gestión; y, sobre todo, poseyendo una gran determinación para llevarlo a cabo… Tres atributos imprescindibles, por tanto, para ser “visionarios”, como le gusta denominar a una gran amiga mía.

Así que me toca felicitar al Ayuntamiento de Torredelcampo por su gran determinación, y agradecerles su confianza. Que paséis un bello día.

WhatsApp Image 2019 03 05 at 08.23.40

 

Fachada Sureste

 

WhatsApp Image 2019 03 05 at 08.23.40

 

Fachada Noreste

WhatsApp Image 2019 03 05 at 08.23.40

Fachada Suroeste

WhatsApp Image 2019 03 05 at 08.23.40

Planta del Castillo