Elementos filtrados por fecha: Domingo, 08 Noviembre 2020

REFUGIO DE URRIELLU

¡Ya está bien! ¿Es que no sabemos hacerlo de otra manera? Pero… ¿Quiénes nos creemos que somos o a quienes pretendemos representar cuando llevamos por bandera el NO en la boca?

¡Anda que no hay gentes que aman entretenerse entre el follaje, que se andan por las ramas! Verdaderos expertos en poner peros a todo, sin importarle el fondo de las cosas, de si vamos o venimos, o si algo sea en su esencia bueno o malo. Gentes que intentan tapar su falta de discurso mediante debates huecos, esos que roban la luz y traen la obscuridad…  

Pareciera que se tratase de una especie de plaga apocalíptica, porque mira que hacen daño esos adalides de la verdad, de su única y exclusiva verdad. Cuyos discursos, no importa cuán rebuscados sean, siempre recurren a la demagogia, al engaño o a las medias verdades con tintes de populismo, con el único afán de sembrar polémicas estériles que a la postre siempre complican todo…

Casi cada día en mi trabajo me topo con los que gustan adoptar posturas maximalistas o con burócratas intransigentes en sus planteamientos que, a la postre, solo sirven para restar o para destruir, nunca para sumar, aportar, o para construir y avanzar.  Esos que presumen de ir por libre y que se refugian en su “como yo digo”, “como yo pienso”, o “como yo decido”, sin tener en cuenta que las rigideces siempre son nocivas…  

Unos debates huecos, unas polémicas estériles y unas rigideces nocivas que son justo lo contrario de lo que siempre necesitamos, y más con la que nos está cayendo en esta emergencia global y local en la que estamos inmersos. Una crisis tremenda que está poniendo de manifiesto muchas carencias que antes quizás pasaban desapercibidas. Y en este momento no me estoy refiriendo tanto a los posibles déficits asistenciales o sanitarios, como a los déficits de convivencia, sociales y democráticos.

Por eso desde La Ciudad Comprometida pensamos que NO podemos ni deberíamos perder más tiempo, recursos ni neuronas en nada que a la postre sea hueco, estéril o nocivo para mejorar la calidad de vida de las personas en todos los sentidos.

¿Qué os parece si en los próximos días me centro exclusivamente en mostraros iniciativas estupendas que, día tras día, ya sea por aquí o por allá, se siguen poniendo en marcha desde numerosas instancias?  Así que, sería estupendo que me propusiéseis aquellas que conozcáis bien o que os hayan parecido dignas de ser resaltadas.

¡Ah! ¡Felicidades por todas las cosas positivas que tenéis cada uno de vosotros! (Creo que los próximos post siempre empezarán con la palabra: FELICIDADES).