WhatsApp Image 2019 12 05 at 09.11.56

Las buenas gentes de Castril de la Peña (Provincia de Granada, Andalucía, España) son muy correosas y duras de pelar… ¡Vamos, que no se vienen abajo, así como así! Porque salvo que la vida y la naturaleza les regalaron un lugar maravilloso en el que vivir, respecto del resto… ¡Uf! El resto lo tienen muy trabajoso y dificil. Bueno, en realidad tanto como la mayor parte de los pueblos en los que se dan todas esos “defectos” incompatibles con lo que la sociedad actual malentiende como modernidad:

Eso de ser pueblos serranos de reducido tamaño; alejados de las grandes vías de comunicación y del mundanal ruido (esto es: de las grandes ciudades); y en los que el tiempo fluye lento como el agua del río en uno de sus recodos, el aire huele a pan recién horneado, a tomillo y a romero, en el cielo bailan con parsimonia sus otros habitantes leonados, y donde tus paisanos saben de ti y tú de ellos…

Pero dejando de lado las ironías, pues claro que los castrileños viven en primera persona el “síndrome de la España vaciada”, porque siendo un municipio pequeño (apenas 2500 habitantes) se las ven y se las desean para prestar unos servicios básicos de calidad, ya que Castril es también Fátima, Almontaras, Fuente Vera, Cebas, Isidoros, Cortijillos… y así hasta diez pequeños pueblos. Y porque es tanto lo bueno que atesoran (excepcional diría yo), que tienen que ser cuidadores de su exquisita naturaleza (Parque Natural de la sierra de Castril); veladores de las límpidas aguas de su río (ya que se las rifan los cultivos bajo plástico de otras provincias); y amantes de su bello patrimonio (porque Castril y sus ruedos están declarados B.I.C. Conjunto Histórico) …  

WhatsApp Image 2019 12 05 at 09.11.57

Y entre medias de todo eso… hay que tirar para adelante: bastantes agricultores, muchos pastores, algún que otro apicultor, un puñado de funcionarios, guardas forestales, muchos jubilados y también temporeros, gentes de oficios diversos y, desde no hace tanto, también hosteleros… Aunque en realidad casi todos sus habitantes viven un poco de todas esas cosas. Porque la vida en los pueblos de la montaña suele ser la suma de muchas pequeñas cosas.

Ya visteis por tanto porqué os decía que los castrileños son correosos, ya que de ser de otra pasta se habrían abandonado, dejándose llevar por ese desarrollismo que banaliza a tantos otros pueblos. Ese que tira por la borda sus tradiciones, su cultura, su memoria colectiva, su autenticidad y la pureza de sus montañas y valles… Pero aquí no. ¡Que no, que no!. Y os lo cuento porque los conozco bien.

Mirad, hoy mismo he pasado varias horas con su alcalde Miguel, dos jóvenes concejalas (María e Irene) y dos de sus más cualificados funcionarios (Juan y Fernando), retomando los trabajos para culminar una valiente planificación de su territorio municipal que está basada, sin dobleces ni excusas, en mimar todos esos valores que atesoran, porque sin ellos ya no sabrían ser como son... Aunque también, por supuesto, como fuente de vida y de prosperidad.

WhatsApp Image 2019 12 05 at 16.43.38

Y para mí constituye algo muy valioso ese compromiso de todo un pueblo para salir adelante. No a toda costa sino mimando lo que les regalaron su naturaleza, su historia y sus tradiciones. Y por eso están empeñados en trazar un Plan de futuro que garantice que sus gentes puedan vivir con prosperidad, pero en armonía con la mejor salud de su Parque Natural y del rico legado del patrimonio cultural y paisajístico de su Conjunto Histórico.

Y saben que más pronto que tarde llegarán los reconocimientos de las asociaciones e instituciones más exigentes como reserva Starlight, calificación como Cities Slow o su inclusión en el selecto club de los Pueblos más Bonitos de España.

Pero entre tanto, la vida sigue y Miguel, su alcalde, se multiplica ideando cosas. Una de ellas es organizar un Trail que una el pueblo con Cazorla, siguiendo la ruta que recorrieron los Reyes Católicos en 1489 en su camino hacia la conquista de Baza. Y también me habló con gran preocupación por la posible implantación de macrogranjas de cerdos en los municipios colindantes, una seria amenaza que podría alterar irreversiblemente la ecología de la comarca… En fin, que ¡Por si éramos pocos… parió la abuela!

Pero no olvidéis lo más importante: que os recomiendo que visitéis pronto este bello lugar…

WhatsApp Image 2019 11 08 at 08.45.182

Hace unos días recibí una invitación para asistir a un evento de gran solemnidad, nuevo para mí. Se trataba del acto de apertura del curso académico de la REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE GRANADA que iba a celebrarse en el gran teatro de la ciudad, en el corazón de La Alhambra. Os reconozco que me acompañó una gran curiosidad porque, aunque sabía algo de esta institución, me incomodaba no conocerla más… más que nada porque sus fines están relacionados con la defensa cultura y el patrimonio local.

Me imagino que muchos, la mayoría, os preguntareis, pero… ¿Qué es la Academia de Bellas Artes? Porque suena a algo añejo. Una especie de grupo de sabios que están ahí, en la sombra de las ciudades, y que de cuando en vez emiten dictámenes sobre asuntos de actualidad o no… Mirad:

  • es una Corporación de Derecho Público cuyos orígenes se remontan al año 1777
  • tiene por finalidad promover y cultivar la Pintura, la Escultura, la Arquitectura, la Música, y cualquier otra manifestación de las artes, estimulando su ejercicio y su enseñanza y defendiendo el Patrimonio Histórico-Artístico

El caso es que allí estuve en el Auditorio Manuel de Falla y, en realidad, fueron muchos actos en uno:

  • Discurso del director saliente (Jesús Mª García Calderón, quien fuera Fiscal General de Andalucía)
  • Toma de posesión de la nueva directora de la academia Orfilia Saiz Vega
  • Discurso de apertura a cargo de uno de los académicos, Francisco Juan Martínez, titulado ‘Al principio ya existía la imagen. La imagen como símbolo, entre iconofilia e iconofobia’
  • La entrega de Medallas a las Bellas Artes y Medallas al Mérito, distinciones con las que esta Real Academia da visibilidad y reconoce la labor y el mérito de personas o instituciones ligadas al ámbito artístico y defensa del patrimonio:
    • Mónica Melcova y Francisco Ortega Pomet que recibirían la Medalla de Bellas Artes;
    • Luisa García y Eduardo Mendoza (Tracer Restauración SL), el Concurso Internacional de Guitarra Clásica ‘Andrés Segovia’ de La Herradura y Javier Leal que fueron distinguidos con la Medalla al Mérito.
  • El nombramiento de tres nuevos académicos (entre los que se encontraba mi queridísimo paisano –y cuñado- Jose A. García “Amezcua”)
  • Y como colofón, un apasionado miniconcierto al órgano a cargo de Mónica Melcova que interpretó a Bach.

WhatsApp Image 2019 11 08 at 08.45.18

También fue también una noche de reencuentro con muchas personas muy respetadas. Así me encantó saludar, por ejemplo, a los arquitectos y académicos Carlos Sánchez, experto en conservación; y a Miguel Olmedo Benítez, quien durante tantos años ha velado por la coherencia del urbanismo provincial y con quien compartí la redacción del POT de la Aglomeración Urbana de Granada.

Y, como dos de los protagonistas de la noche eran accitanos (de Guadix), allí que estaba también Jesús Lorente, su alcalde, y algunos de sus concejales, para arroparles y darles calor.

WhatsApp Image 2019 11 08 at 08.45.181

Pero, al margen del evento en sí, hoy os he querido hablar de la Real Academia de Bellas Artes para saldar, de alguna manera, una deuda de con una institución que lleva casi 250 años contribuyendo a la defensa del patrimonio local y a la promoción de la cultura. Y quiero felicitar a su nueva directora, ya que con gran determinación anunció su intención de «cambiar un pretendido elitismo intelectual por un activismo social para defender y aglutinar a este numeroso club que formamos los que necesitamos nuestra dosis de cultura».

Por eso, desde la humilde caja de resonancia que significa La Ciudad Comprometida hemos querido felicitarle y les brindamos todo nuestro apoyo en esta apasionante labor, que si en su nacimiento en el siglo XVII fué pura vanguardia sobre el concocimeinto, ahora debiera ser faro y conciencia colectiva.

http://www.ra-bellasartesgranada.es/Ta

 museo guerrero 3

Granada y las ciudades históricas de su provincia tienen en esta semana una preciosa oportunidad para profundizar en sus políticas de recuperación, conservación y valorización de su patrimonio cultural. ¿Y sabéis por qué? Pues porque en estos días la visitarán un centenar de expertos que desde diversos países y disciplinas quieren intercambiar y compartir con alumnos de distintas áreas sus conocimientos y experiencias en un evento denominado PICUDA que cada año se celebra en una universidad latinoamericana y que en esta edición ha elegido nuestra provincia:

Prácticas Internacionales de Conservación, Urbanismo, Diseño y Arquitectura

PICUDA BOGOTÁ

Se trata, como os decía, de un importantísimo encuentro organizado por el Centro Mediterráneo de la UGR (con el apoyo de numerosas instituciones públicas y privadas locales) por lo que Granada (Alhambra y Albaicín), Santa Fé y Guadix serán los escenarios elegidos para esta importantísima reunión de especialistas en los que se analizarán las experiencias desarrolladas en sus respectivos conjuntos históricos durante los últimos años (con sus luces y sus sombras, por supuesto).

Uno de los responsables del evento, el profesor granadino Miguel Ángel Sorroche, me explicaba que “se trata de una apuesta decidida desde el ámbito universitario por impulsar la transferencia a la sociedad de las experiencias de las distintas disciplinas que se imparten en su seno, ya sean técnicas o de humanidades, y justifican el presente curso dentro de un contexto iberoamericano que quiere ser un espacio y momento de intercambio de conocimiento.”

En esta ocasión los participantes provienen mayoritariamente desde México, Colombia, Brasil, Perú, China y España y dicho encuentro, según palabras de su alma mater, el profesor mexicano Martín Gómez-Tagle, “nace del esfuerzo por estrechar lazos de amistad internacional a nivel profesional y académico con el objetivo de impactar positivamente en las nuevas generaciones a través del conocimiento y la vinculación”.

Yo tendré el honor de participar intensamente ya que me han pedido una triple intervención (y ya sabéis que no sé me negar para estas lides):

  • Mesa Redonda: “Aciertos y errores de la vivienda social en España e Iberoamérica”.
  • Conferencia: “Necesidades de protección del Sector Alhambra del CH de Granada
  • Conferencia: “El urbanismo pedagógico: La Hora de Guadix

Os adjunto el programa por si fuese de vuestro interés asistir o participar (de todas formas intentaré compartiros las conclusiones que se elaboren). ¡En fin! Que el camino se hace andando… ¡Bienvenido PICUDA a Granada!

PICUDA GRANADA 1PICUDA GRANADA 1

Publicado en La Ciudad Comprometida

 portada andalucía inmobiliaria

Tenía pendiente contaros una conversación que mantuve hace un tiempo con uno de los redactores de la revista Andalucía Inmobiliaria (que está especializada en todo lo relativo al sector inmobiliario y de la construcción) ya que con motivo de su 20º aniversario querían hacer un número especial en el que mostrar los cambios acaecidos en las grandes ciudades andaluzas durante este periodo. Un periodo en el que “no cabe duda de que se han cometido errores, pero a grandes rasgos la mejoría es evidente…”

Así que creo que lo mejor es que os trascriba la conversación que tuve con ellos, así como que os comparta un enlace con el que podáis acceder a dicho nº especial… que, como podréis comprobar, quedó muy pero que muy interesante…  Ahí van:

¿Cuáles son, en tu opinión, los desarrollos más relevantes que se han realizado en Granada desde principios del siglo actual en el ámbito urbanístico e inmobiliario, incluyendo la creación o rehabilitación de barrios, nuevas avenidas, peatonalizaciones, zonas verdes, comerciales, ocio, parques empresariales...?

En la aglomeración urbana de Granada, hasta hace apenas 20 años, sus 32 municipios competían entre sí por captar promociones inmobiliarias dando lugar a un urbanismo expansivo que aumentaba el caos urbano y que dificultaba que los ciudadanos recibiesen unos servicios adecuados y con graves consecuencias ambientales y económicas para la ciudad en su conjunto.  Por eso creo que debe resaltarse la importancia de su plan de ordenación del territorio (POTAUG), con el que Granada fue pionera en Andalucía, y el cambio de rumbo que supuso para esta metrópoli de 500.000 habitantes. Por eso considero que las líneas maestras de aquel plan son las que están permitiendo que, aunque lentamente, Granada pueda convertirse en una ciudad bien estructurada y moderna, y atractiva para los ciudadanos y para los inversores.

Pero de la misma manera, creo que puede ser del máximo interés para Granada, ahora que se abre un nuevo ciclo político, reflexionar sobre las luces y las sombras que para la gestión del espacio metropolitano haya supuesto tan importante documento, en beneficio de mejores y mayores logros para el futuro.

Y respecto de actuaciones concretas, yo destacaría todas aquellas que están contribuyendo en la construcción de una conciencia metropolitana. En cuanto a infraestructuras debe destacarse la construcción de la primera línea del Metro Ligero que ha tenido una tremenda aceptación entre los ciudadanos, que ya están demandando su ampliación a nuevas rutas. Y es que no es concebible la mejora sustancial de una ciudad sin una adecuada coordinación de las políticas de movilidad sostenible con el resto de las políticas urbanísticas y ambientales.  Y en cuanto a desarrollos urbanos, la gran novedad ha sido el complejo tecnológico, hospitalario y empresarial del Campus de La Salud, que en apenas unos años se ha convertido en uno de los principales motores económicos de Granada.

-En sentido contrario, ¿qué proyectos piensas que deberían haberse hecho o que, estando contemplados, no se han podido ejecutar por diferentes motivos, como la crisis inmobiliaria,  de la construcción, o cambios de Gobierno, bien sea local, autonómico o nacional?

En Granada existe una gran frustración por las continuas demoras en la conexión ferroviaria en alta velocidad, que debe llegar soterrada dando lugar a la construcción de una estación digna y moderna. Y creo que la nueva corporación municipal deberá trabajar sin demora en la redefinición del modelo de ciudad, diseñando sin complejos unas adecuadas relaciones con La Vega de Granada, verdadera puerta de la ciudad, y una óptima transición desde la ciudad hacia La Alhambra.

-Por último, ¿cuál es el modelo de ciudad que defiendes de cara al futuro? 

Tengo muy claro que mi misión es ayudar a crear sitios en los que a la gente le guste estar. Ya que es posible construir mejores viviendas en las que vivir. Bien diseñadas y con calidades atractivas. Que cumplan con todos los anhelos de sostenibilidad y eficiencia… y cuyos precios sean, sin embargo, equilibrados y justos. Y porque es posible que nuestros barrios sean, en realidad, espacios de convivencia. Diseñados a escala humana, con buenos servicios y con equipamientos próximos a donde vivimos. Que se puedan caminar y que no estén contaminados por el humo o por el ruido… Ni tampoco por la fealdad. Y porque también es posible que la ciudad que habitamos sea integradora, eficiente, sostenible y emprendedora…  Que mime su cultura y sobre todo que mime a sus ciudadanos…

En definitiva, que sea “una ciudad comprometida”, como a mí me gusta denominarla.

En fin, que os dejo a continuación la versión digital de dicha revista recomendándoos sobre todo el reportaje titulado: 1999-2019 LA POSTAL DE LAS CAPITALES SE TRANSFORMA que se inicia en la pag. 38. ¡Feliz fin de semana!

Pincha en la imagen para accedera la versión digital de la revista.

Granada Andalucia inmob

 

Publicado en La Ciudad Comprometida
Miércoles, 25 Septiembre 2019 06:11

Ciudades que caminan…

metrominuto granada WhatsApp Image 2019 09 25 at 08.19.44

Dos artículos publicados en la prensa nacional en las últimas semanas me han llamado tanto la atención que no he dejado de rumiarlos desde entonces. Pero resulta que en el mismo medio la semana pasada ha sido publicado un precioso artículo, aparentemente sin conexión al menos consciente con los dos anteriores, y he pensado hilvanar todos ellos para vosotros.

Veréis, uno de esos artículos se preguntaba: ¿Es la obesidad una enfermedad? https://elpais.com/elpais/2019/08/15/buenavida/1565854580_718050.html abriendo un debate sobre si el exceso de acumulación de grasa debe considerarse mucho más que un factor de riesgo para la salud. Porque los datos son elocuentes y preocupantes:

  • “En 2016, tres de cada diez habitantes del planeta, lo que equivale a más de 2.200 millones de personas, tenían sobrepeso, y más de 796 millones sufrían obesidad, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)” por lo que debe considerarse al exceso de grasa acumulada en algo mucho más grave que un problema local -ya no digamos estético-, “y el propio organismo dedicado a las políticas de salud pública de la ONU la califica como epidemia global del siglo XXI".
  • Para los principales expertos consultados “la obesidad representa la expresión corporal de una alimentación excesiva y, en general, de un estilo de vida poco activo: No se debe a un fallo orgánico, ni a un accidente, ni es producto de una infección bacteriana, fúngica o vírica, sino a vivir en un ambiente hiperalimentado donde un instinto primario se ve continuamente conducido a ser satisfecho

Y unos días después, la segunda reflexión versaba sobre La salud de los niños https://elpais.com/elpais/2019/09/05/opinion/1567709369_167316.html reivindicando una mayor actividad física para los niños a fin de que tengan un crecimiento saludable, una cuestión a la que no deberían ser ajenos los planes educativos:

  • “La salud adulta se protege desde la infancia.
  • El cambio de patrones culturales está haciendo que las ventajas potenciales de los niños españoles debidas “a la dieta mediterránea y un clima que facilita el ejercicio al aire libre” estén desapareciendo, porque el resultado es que “el 34% de los niños y adolescentes españoles tiene exceso de peso (el 20,7%, sobrepeso y un 14,2% son ya obesos)” y dicho sobrepeso se debe “a una alimentación deficiente, pero también a la falta de ejercicio físico”.

Y en el tercero de ellos, publicado con motivo de la celebración del Día Europeo sin coches, expone con toda clase de detalles una preciosa iniciativa que surgió hace ahora unos diez años en Pontevedra que rápidamente ha sido replicada por medio centenar de ciudades españolas y también por muchas otras europeas. Así pues, en el artículo Próxima estación, la plaza de tu barrio: mapas de metro para moverse a pie por tu ciudad https://verne.elpais.com/verne/2019/09/18/articulo/1568804286_235291.html  

Lo denominaron metrominuto y se trata de un plano de la ciudad que emula a los típicos del metro en el que se indican las distancias y los tiempos de los trayectos a pie de los recorridos más frecuentes:

“Para ir desde la Playa de la Caleta, en Cádiz, hasta el Gran Teatro Falla, hay que caminar cerca de siete minutos, recorriendo poco más de 500 metros y pasando por la Facultad de Ciencias Económicas. No ha hecho falta cronometrarlo ni medir el recorrido: son algunos de los datos que aparecen en el metrominuto de la ciudad, un mapa que mide tiempos y distancias de recorridos a pie y que emula a los planos de metro.”

“La iniciativa fue un éxito. En 2013, Pontevedra recibió el premio europeo de movilidad Intermodes por su metrominuto. A partir de ahí fue cuando la ciudad empezó a promocionarse [en este ámbito] realmente. El mapa solo era la parte más visible de un proyecto que iba mucho más allá en cuanto a restricción de tráfico, infraestructuras..., recuerda Antón Prieto, su creador”.

Pero lo más llamativo para mí, que constata con elocuencia el éxito de esta iniciativa, ha sido la creación del colectivo de Ciudades Que Caminan, una red internacional dedicada a mejorar la accesibilidad y seguridad de los viandantes, que ofrece el diseño gratuito de su metrominuto a todas las ciudades que lo solicitan:

"Caminar es algo tan natural que no le prestamos la importancia suficiente, y estos mapas son una forma de materializarlo... por eso no basta con dotarse del metrominuto ya que sin políticas que fomenten el caminar por la ciudad y sin infraestructuras para hacerlo, es solo un folleto publicitario bonito", reconoce la arquitecta Ana Montalbán.

Por eso me ha encantado conocer que el Ayuntamiento de Granada es uno de los municipios que se han sumado a esta iniciativa en la que la salud, los buenos hábitos, la movilidad, vivir tu ciudad, y la calidad de vida se dan la mano… ¡Felicidades!

Publicado en La Ciudad Comprometida

ORTOFOTO

“En mi pueblo todo es tan maravilloso… que también todo está protegido…”

Así de elocuente se expresaba Javi Vazquez, el alcalde de Pórtugos. Un pequeño municipio rural, localizado en pleno corazón de la Alpujarra granadina (Andalucía, España). A 1.300 metros de altitud y mirando hacia el Mediterráneo.

La Alpujarra es una de las comarcas serranas más reconocidas internacionalmente y podría describírtela hablándote de su abrupta orografía, en la ladera sur de Sierra Nevada; de la delicadeza con la que sus gentes miman los recursos que les brinda la naturaleza; o de la inteligencia con la que han sabido vivir en un medio físico tan hostil. Prueba de ello son su ancestral sistema de acequias que alimentan los cultivos agrícolas que aterrazan a las montañas, o la arquitectura de sus pueblos escalonados, que sobresalen paisajísticamente por su inmaculado aspecto compacto.

Y es que Pórtugos es un magnífico exponente de todos los valores culturales y naturales que justificaron la declaración de los Parques Nacional y Natural de Sierra Nevada, o del B.I.C. Sitio Histórico de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, el espacio cultural protegido más extenso de toda Europa.

Pero, aunque el pueblo es bello y su aire huele a miles de esencias naturales, sin embargo, la vida no es nada sencilla para los 389 habitantes de este pequeño municipio rural de alta montaña, ya que, como tantos otros, está inmerso un dramático proceso de envejecimiento y de despoblamiento rural.

“Cuanta menos población, más difícil es mantener los servicios actuales…”

Es verdad que desde hace años la actividad agraria tradicional se va complementando con los secaderos de jamones y con el turismo rural, que le permite contar con numerosos visitantes, especialmente durante los fines de semana. Pero el alcalde enseguida puntualiza:

“Aunque hay varios secaderos de jamones, sin embargo, muchos de los que allí trabajan vienen cada día y se vuelven a ir.  Y de la agricultura vive todo el mundo menos el agricultor…”

Y con respecto al turismo rural, se queja de que ni este ni otros pueblos cercanos lo tienen nada fácil para encontrar un razonable equilibrio entre normas de protección y también algo de flexibilidad, para poder hacer más sencilla la vida a los lugareños.

Porque llegados a este punto, debéis saber también que las gentes sabias de este minúsculo municipio de las montañas andaluzas saben perfectamente que no es posible trazar un futuro halagüeño sin apoyarse precisamente en sus grandes valores y atractivos naturales y culturales… y en la búsqueda de ese difícil equilibrio, a mí me maravilla el tesón y el afán con el que están impulsando un PGOU (Plan General de Ordenación Urbanística) que yo calificaría de modélico. Un instrumento para pensar el futuro con el que me encuentro plenamente identificado por su rigor y su valentía. Y también un instrumento de gestión que, una vez concluido, va a simplificarles todos los trámites y autorizaciones, que ya no pasarán por tantos organismos.

IMG 5800 1 e1504700032505IMG 5800 1 e1504700032505

Pero no solo eso, sino que están impulsando otras iniciativas preciosas. Y, por ejemplo, yo voy a destacar, para contaros, un precioso proyecto para mejorar el uso público de uno de sus grandes atractivos naturales y turísticos:  el paraje de Fuente Agria y el Chorreón:  una surgencia natural de agua ferruginosa y mineromedicinal que data de tiempos inmemoriales, ubicada a las afueras del pueblo. Un singular punto de encuentro para el ocio y las tradiciones.

Recientemente hemos podido concluir este proyecto, del que estamos muy orgullosos, a través del cual:

- se cataloga y protege este patrimonio natural y etnográfico.

- se resuelve la accesibilidad peatonal desde Pórtugos y se ordena el lugar.

- se mejoran los servicios y dotaciones para potenciar el turismo y las actividades de ocio-recreativas.

- y se pone en valor el paisaje y los valores ambientales de Fuente Agria y el Chorreón, y de su entorno.

Por eso quería contaros estas cosas… porque es necesario que se sepa el rigor y la sensatez con la que trabajan en muchos pueblitos, como en este caso Pórtugos, para dibujar un futuro mejor para sus gentes… aunque el viento no lo suelan tener a su favor.

Ya que, como poco, debemos felicitarles y estarles muy agradecidos por su ejemplo.

CROQUIS FUENTE AGRIACROQUIS FUENTE AGRIA

 ALM1042 2724 copia

Vista aérea Almegíjar

Hoy me toca acercaros a La Alpujarra, esa comarca maravillosa que se encuentra ubicada entre la sierra y el mar, entre la vega y el cielo. Al sur de Sierra Nevada, y a caballo entre las provincias de Granada y Almería, en Andalucía (España).

Pero en esta ocasión, me vais a permitir que me refiera concretamente a uno de sus municipios más desconocidos, Almegíjar. Ubicado en la margen derecha del río Guadalfeo, a 100 km. de Granada. Un lugar que, sin embargo, siendo bellísimo, vive ajeno a los ajetreos que trae el turismo en los pueblos más conocidos de esta comarca. Y es tan pequeño, además, que sus apenas 346 habitantes se distribuyen en dos pueblitos minúsculos: Almegíjar y Notáez.

SSS copia    DDD copia

Dice mi paisano Roberto Balboa, que Almegíjar es “tierra de lagartos”, al igual que me recuerda que en el Guadix de mi niñez vivió un médico que de ahí era: D. Francisco Ruiz Sáez, y también doña María Sáez, maestra en las Escuelas de Santa Ana, esposa de D. Antonio Martínez… mi profesor de Geografía… Eran todos gentes muy humanas, apreciadas y respetadas… sabias como los hombre y mujeres de La Alpujarra… Mirad, hace poco me contaba un amigo que al saludar a D. Antonio le confesó que en todos sus exámenes los alumnos copiaban, a lo que el sabio profesor le espetó que era muy consciente de ello, pero que lo admitía porque ”lo que un alumno aprende mientras copia, ya no lo olvida jamás…” ¡Jajajaj!

DSC03664

Pero me estoy diluyendo… así que volvamos al asunto que hoy nos trae: ¿Qué pueden hacer desde aquí, sus gentes, para hacer frente al, parecer, imparable decaimiento de las pequeñas poblaciones del interior a favor de las grandes ciudades próximas (Granada y Almería) y del litoral? En un proceso de abandono de la población y de las actividades que es mucho más virulento cuantos menos habitantes tiene el pueblo y cuanto mayor es su aislamiento territorial.

En un panorama desolador que se podría sintetizar en:

  • Pérdida de la población y envejecimiento de la misma.
  • Abandono de las labores agrícolas tradicionales, con la consiguiente pérdida de producción y suelos fértiles.
  • Deterioro e incluso pérdida del patrimonio edificado.
  • Dificultad para la prestación de los servicios públicos.
  • Escasos o inexistentes servicios privados.
  • Bajo nivel de renta de la población que permanece.

Pues yo os podría hablar de su alcalde, Paco Hidalgo, un hombre hecho a sí mismo, curtido por la lucha de cada día, y con las ideas muy claras. Que lleva intentando a través de una gestión minuciosa y valiente minorar el rigor del proceso de despoblamiento e situar a su municipio en una dinámica favorable que aproveche sus muchas ventajas territoriales: vivir en un entorno bello, puro, auténtico y lleno de sensaciones…

Porque, veamos, yo destacaría de Almegíjar:

  • su localización estratégica a medio camino entre los dos grandes atractivos turísticos de Granada y la costa,
  • su ubicación en el corazón del BIC del Sitio Histórico de La Alpujarra y La Tahá,
  • y la belleza de su arquitectura popular, de su paisaje y de sus tradiciones.

2 copia

Y os puedo decir que, a pesar de tratarse de un ayuntamiento apenas dotado de recursos, están luchando sin descanso para superar el absurdo entramado burocrático y legislativo que hace que la elaboración de su plan general de ordenación (PGOU) se convierta en una labor casi imposible… Y por eso estamos trabajando con Paco para ayudarles a rediseñar el futuro de su municipio a partir de los siguientes los objetivos inspiradores:

EEEE

  1. a) Nuevas oportunidades de empleo basadas en un turismo sostenible y una producción agrícola tradicional y rentable.
  2. b) Fomento de iniciativas empresariales capaces de frenar la actual decadencia demográfica.
  3. c) Corregir el desequilibrio actual de equipamientos.
  4. d) Conservación de los valores naturales, culturales y paisajísticos existentes.
  5. e) Y propiciar una gestión sostenible de sus singularidades para incrementar la oferta turística del municipio.

Imagen 083copia

Y por eso os invito a que visitéis este hermoso lugar, que recorráis la “Acequia de Almegíjar” que riega los bancales que circundan Almegíjar y Notáez. Que soñéis tiempos pasados en los enclaves históricos de “la Mezquita” o “los Baños de Panjuila”. Que recorráis sin prisa las “escarihuelas” que conectaban con otros pueblos cercanos. O las antiguas “Minas del Conjuro”…  

DSC03808

Y si tenéis la fortuna de estar por allí a fines de agosto o primeros de septiembre, poder degustar algo tan sublime como la fritailla que Paco, el alcalde, prepara todos los años para sus amigos y allegados…

¡Muy buenas gentes estas gentes de Almegijar!

dossier dcc 2015 11 Página 07

Próximamente se cumplirán dos décadas de la aprobación del llamado POTAUG (Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Granada) que sentó las bases para que Granada y los 31 municipios de su corona avanzasen hacia su integración metropolitana.

Se trató por tanto de un importantísimo documento, del que tuve el honor de ser coautor, que fue pionero en Andalucía y que también destacó por constituir un gran ejemplo de concertación y de colaboración entre todas las administraciones implicadas (Estado, Junta de Andalucía, Diputación y municipios).

Por eso creo que es un buen momento para preguntarnos: ¿Cuál ha sido el alcance real que para Granada y su metrópoli ha tenido el POTAUG? Ya que puede ser del máximo interés para nuestra ciudad reflexionar sobre las luces y las sombras que para la gestión del espacio metropolitano haya supuesto tan importante documento, en beneficio de mejores y mayores logros para el futuro.

Pues bien, ese será el tema del debate que seguirá a la presentación esta tarde de mi libro “Reflexiones desde La Ciudad Comprometida”, que ha sido organizado por el Ateneo de Granada. Y me acompañarán tres personas de reconocidísimo prestigio profesional, pública y ético:

Por una parte, dos de los principales actores que hicieron posible aquel logro:

  • PEDRO JULIAN LARA ESCRIBANO, que dirigía la Delegación en Granada de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la J.A. durante todo el proceso de formulación y aprobación del POTAUG.
  • MIGUEL VALLE TENDERO, que por entonces era Delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada y uno de los artífices del consenso político con el que se aprobó dicho plan.

Actuando como moderador JOSÉ ANTONIO LORENTE ACOSTA, un profesional de primer orden, magnífico exponente de la sociedad civil granadina cuya experiencia internacional permitirá dotar al debate de una visión cosmopolita.

Será hoy lunes 28 de enero de 2019, a las 19h30’ en el Aula 1 de la Biblioteca de Andalucía, de Granada (España) y estáis todos invitados.

20190128 CARTEL CONFERENCIA ATENEO DE GRANADA

Jueves, 17 Enero 2019 18:02

AL FIN PUEDO TENERLO ENTRE MIS MANOS...

foto libro editada web

Al fin ya fue publicado y puedo tenerlo entre mis manos…

Nunca olvidaré que hace no tanto tiempo decidí que ya era hora de volcar la mirada hacia adelante, pero también mirando antes hacia atrás… Y te reconozco que lo que vi con nitidez fue que llevaba “años, muchos ya, navegando por las aguas del río de la vida, sorteando rápidos y salvando remolinos, sin saber muy bien a donde me llevarían. Viviendo casi sin tiempo de averiguar lo que realmente sentí en cada momento… incapaz de discernir aquello esencial de las voces huecas de los cantos de sirenas… Vamos, confundiendo tantas y tantas veces la paja con el grano…”

Y tuve el valor (bendito valor) de decidir cambiar algunas cosas en mi vida… “no muchas, pero sí las más importantes”. Siendo la primera superar ese síndrome que hacía que yo, como casi todo el mundo, siempre fuese corriendo detrás de los acontecimientos.

Y supe de repente que, para salir, al fin, de esa vorágine, solo debería dar con decisión una serie de pasos. Esa decena de pasos que me hicieran ir justamente delante de los aconteceres… Y hoy puedo decir que lo logré. ¿Y sabes cómo lo hice? Pues obligándome desde entonces “a meditar cada día, al alba, escuchando a mi corazón y leyendo a mi mente…" para compartirlo contigo cada día en La Ciudad Comprometida. Y tenerte, así, como testigo.

Y a la misma vez, explorando con una mirada retrospectiva lo que había sido el discurrir del río de mi vida… especialmente en la última década. Cuando la vida se me presentó a la vez con demasiadas facetas: exigente, apasionante, feroz, áspera, vertiginosa y extenuante… Si. Sobre todo, extenuante…

Y con esas miradas en la doble dirección, en seguida comprendí que estaba logrando reenfocar mi vida. Aprendiendo precisamente de lo que había vivido, y de lo que había sido… Y yo, que llevaba tantos años hablándo y compartiendo mis experiencias con los demás, empecé a aprender de mí mismo y de mi propia existencia.  Y se me antojó como un gran regalo que me hacía la vida. Y por eso quise plasmarlo sobre el papel…

Recuerdo que, en esos días, estando en Bogotá, supe entender que debía aparcar ¿quizás por unos años? tantos viajes y tantos retos dispersos, y volver a casa y concentrarme en mi tierra y en mi hogar. Y me pareció que no debería hacerlo sin antes concluir esa reflexión sobre lo que la vida me enseñó y lo que pude sentir mientras tanto. Por lo que con mucha decisión me apresuré a hacerlo. Y así nacieron mis REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA: Lo que sienten mis pensamientos.

“Os invito a que recorráis conmigo estas breves páginas en las que irá aflorando mi ideario personal y profesional, mi compromiso por vivir, y mi compromiso por compartir lo que aprendí, apreciando a tantos que me tuvieron fe, y agradecido también a las caricias que me dio la vida…

Y serán palpables los vínculos tan arraigados que tengo con mi tierra y con mis gentes, aunque reconozco también que cada vez se me ensanchan más esos términos, tras  tantos años retando a la vida en mi condición de accitano y de granadino errante…”

Un abrazo grande... y te dejo un enlace por si quisieras adquirirlo:

https://www.amazon.es/dp/1731370164/ref=cm_sw_r_cp_apa_i_oTpbCbEDB7Z2N

Hace unas semanas, dentro de nuestra sección de “bomberos urbanísticos”, quise mostrar con la mayor crudeza y realismo el proceso galopante de degeneración y devaluación de los barrios históricos, ante el que cabe preguntarse: ¿Es legal? ¿Es inevitable? ¿Qué se puede hacer? Y de esa pregunta surgió el artículo https://www.gr-arquitectos.com/component/k2/205-ciudades-arruinadas

 

cementera3

Y os propuse empezar a desgranar algunos de los mecanismos, tan poco utilizados, que tienen los ayuntamientos (o la sociedad) para afrontar su degradación patrimonial… Y en dicho sentido quiero empezar a lo grande, con un caso de arquitectura industrial abandonada y arruinada, pero cuya monumentalidad merecería una reflexión. Y para ello he querido retrotraerme al año 2012 cuando desde estas páginas de LA CIUDAD COMPROMETIDA quisimos mostrar una loable iniciativa de la Escuela de Arquitectura de Granada para recuperar (es decir, abrir las conciencias de la sociedad) la CEMENTERA DE ATARFE. Os lo trascribo:

“¿Hay alguien ahí? Esta es la pregunta que se me ocurre hacer cuando llego a un lugar como este, la Cementera de Atarfe. Hace unos años la pregunta hubiera sido otra, “Busco trabajo ¿podría hablar con el encargado?”, pero es que ahora está abandonada, y las impresionantes dimensiones de sus muros, junto con su potente y sobria arquitectura parecen convertirla en la puerta del más allá.

Se encuentra en las proximidades de Sierra Elvira, en la localidad granadina de Atarfe junto a la carretera de Córdoba. Su ubicación viene de la proximidad a la cantera que hay en la misma sierra y su construcción, que se inició en 1903 por Inocencio Romero de la Cruz, vino motivada por el aumento de las infraestructuras en la época. En 1923 empezó a comercializar sus productos bajo la marca de Cementos Centauro y estaba dedicada a la producción y elaboración de cemento y cal hidráulica. Fue una de las primeras fábricas de este tipo que se construyeron en Andalucía, junto con la fábrica La Araña, en Málaga, de 1918. Con una producción en 1955 de 30.000 Toneladas de Cemento portland y de 20.000 Toneladas de cemento natural se convirtió en una potente fábrica que abastecía la creciente demanda de la época.

 

cementera1

La línea del Tranvía de Granada a Pinos Puente, con parada en el apeadero de Sierra Elvira así como una línea industrial de ancho 750 mm entre la fábrica de cemento y las canteras serían algunas de las infraestructuras que apoyarían el funcionamiento de la fábrica.

La fábrica perteneció a la compañía Cementos Centauro hasta finales de 1968, cuando fue absorbida por Cementos Alba S.A. Al poco tiempo fue cerrada y desde entonces sus instalaciones permanecen abandonadas, pudiéndose apreciar hoy en día aún la estructura principal de hormigón de la fábrica.  Algunos de sus muros han sido invadidos por pintadas, sus tejados están hundidos, en algunos puntos se aprecian los restos de lo que fue una escalera, una oficina o el comedor de los trabajadores. Donde antes había maquinaria ahora hay vegetación y escombros. Por donde antes los empleados de la fábrica circulaban para hacer su trabajo, ahora, de vez en cuando, aparece algún curioso o algún grupo de aventureros que encuentran un foco de entretenimiento.

Hace unos años se planteó como Proyecto Fin de Carrera de la Escuela de Arquitectura de Granada su transformación para acoger la Fundación Juan March. Ojeando algunas de las propuestas queda demostrado que, a pesar de encontrarse en este lamentable estado, sus muros, sus espacios y todo su conjunto siguen siendo fuente de inspiración y de numerosas posibilidades de rehabilitación.”

¿Podrían el ayuntamiento u otras administraciones haber adquirido este imponente complejo? ¿O haber instado a su catalogación, activando mecanismos para lograr al menos su consolidación estructural? ¿Y la posibilidad de vincularlo a alguna actuación urbanística que garantizase su rehabilitación con un nuevo uso?

En los próximos días seguiremos desgranando casos y soluciones…

Publicado en Bombero Urbanista
Página 1 de 4