Reportar comentario

Querido amigo Juan Carlos:
En Pinos Genil tienen mucha suerte, porque estar regados y acompañados por ese precioso río, que ya de la cuna nace majestuoso allá en la impresionante y bonita laguna de la Mosca a los pies del Mulhacén, de verdad que es una suerte que pocos pueden tener.
Y si ahora encima han tenido la suerte de dar contigo y con tu equipo, ni se imaginan hasta que punto han acrecentado su suerte.
Enhorabuena.
Un abrazo como yo de grande.