LA BELLEZA QUE EMANA DE LA BELLEZA Destacado

Escrito por

LOPEZ MEZQUITA ALHAMBRA

La prestigiosa revista cultural AramcoWorld publicó hace unos años un bellísimo artículo titulado Contemplación de la belleza que, más que explica, recrea cómo de la belleza suele emanar mucha más belleza... y quisieron elegir para ello a La Alhambra de Granada, “considerada desde hace tiempo como la joya más preciosa del arte islámico de España”, y uno de los más bellos iconos de la humanidad. Y también, por dicho motivo, permanente fuente de inspiración para los que se acerca a ella. 

Nos cuenta su autora Ana Carreño Leyva (ha sido directora de la revista cultural española El Legado Andalusí. Una nueva sociedad mediterránea) que “el verdadero poder del palacio de La Alhambra no yace solamente en sus obras maestras sino también en su poder de generar la creatividad más allá de sí mismo, más allá de su tiempo, más allá de su lugar, en el jardín inmenso de la imaginación humana.” Y que incluso ella misma, siendo niña, ya recibió su embrujo cuando visitó sus palacios y jardines:  “Fue como entrar en un mundo de magia y de sueños. Yo lo vi todo con los ojos de mi imaginación”.

Y para narrárnoslo realiza un sugerente paseo por las más bellas obras pictóricas que inspiró este lugar  durante los últimos dos siglos. Y es que La Alhambra “ha inspirado profundamente a innumerables pintores, tanto de Granada como del mundo entero, quienes la consideran de modo casi universal como un compendio de la estética, colmada de aspectos históricos, matemáticos, espirituales, místicos, sensuales y oníricos. Cada pintor la ha interpretado y a su vez, la ha dejado ejercer sus propias influencias de acuerdo al estilo propio de dicho pintor, ya sea histórico, científico, romántico, vanguardista o contemporáneo.”

LA CONTEMPLACIÓN DE LA BELLEZA

Y Ana explica magistralmente que La Alhambra “es mucho más que una arquitectura bella, mucho más que los intrincados motivos vegetales de los arabescos en sus muros. Expresa más que las palabras escritas en caligrafía cúfica; los reflejos de las aguas de las fuentes y estanques reflejan más que sus propias barandas y el brillante cielo andaluz. El verdadero poder del palacio de la Alhambra no yace solamente en sus obras maestras sino también en su poder de generar la creatividad más allá de sí mismo, más allá de su tiempo, más allá de su lugar, en el jardín inmenso de la imaginación humana.”

“El verdadero poder del palacio de la Alhambra no yace solamente en sus obras maestras sino también en su poder de generar la creatividad más allá de sí mismo, más allá de su tiempo, más allá de su lugar, en el jardín inmenso de la imaginación humana.”

Los propios muros del monumento ya lo anticiparon con los versos de  Ibn Zamrak esculpidos en los muros de La Alhambra: “Jardin yo soy que la belleza adorna. Sabrás mi ser si mi hermosura miras”. Por eso ayer, hoy y por siempre seguirá emanando belleza e inspirándola: “Es entonces que la propia Alhambra se transforma en pintor y ejerce su influencia sobre nosotros.”

Y a vosotros, amigos de La Ciudad Comprometida, os animo a no conformaros con mi síntesis y acceded al artículo original cuyo enlace os comparto: http://archive.aramcoworld.com/issue/201404/gazing.upon.beauty.htm

Gracias Ana por tu artículo... 

 

Visto 763 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.