Reportar comentario

Nunca me hubiera parado a pensar sobre ello si tú no me das el vaivén de hoy.
No es que sea la panacea, pues aunque el vehículo en sí mismo no contamine, sí contamina la producción de esa electricidad con la que hay que cargarlo necesariamente.
Además, y muy importante, el poco ejercicio que solemos hacer andando en nuestros desplazamientos urbanos, lo reduciríamos más aún, algo evidentemente poco bueno para nuestra salud.
Creo que deberían circular por el carril bici o en lugares de asueto diseñados para este o similares menesteres, pero nunca por las aceras o junto a los viandantes, por el riesgo de posibles accidentes.