Reportar comentario

Sin duda un gran tributo a nuestra querida Granada, que no olvidemos no habría sido posible sin el coraje y trabajo inestimable de esa gran persona que es Jesús Valenzuela, del que me honro y mucho en ser su amigo, y de mi querido amigo Juan Carlos García de los Reyes, sin cuya visión humana y de futuro difícilmente hubiera sido posible llevar a buen puerto este trabajo tan beneficioso para la sociedad granadina.
Un abrazo a ambos.