Historias del coronavirus (8): HABÍA DECIDIDO QUE SERÍA LA ÚLTIMA VEZ, PERO…

coronavirus 8

Había decidido que ya no volvería a escribir sobre la puñetera megaAlerta sanitaria del coronavirus para volver a hablar, como siempre, de cosas positivas y ejemplares con las que aprender, sobre todo y más que nada, en valores… Pero resulta que en los últimos tres días he seguido teniendo numerosas llamadas, tan emotivas y tan cercanas, que no me he podido resistir a volver sobre el tema… Al menos por una vez. Y ya a partir de mañana hablaremos de otras cosicas ¿De acuerdo?

VLADKA es checa y trabaja para la universidad de Olomouc coordinando a los alumnos que viajan por Europa con las Becas Erasmus. Le gusta correr por el bosque, como a mí, al amanecer, para oxigenarse mientras que escucha su respiración agitada, siente los chasquidos de la hojarasca, huele los aromas de la montaña cuando se está desperezando, y goza con los primeros rayos de luz, cuando aún son casi planos y les cuesta atravesar las capas de la atmósfera… De eso estuvimos hablando. Y nos prometimos volverlo a hacer una de estas semanas próximas.

SILVIA ROSA, que me llamó desde Coquimbo, una ciudad balnearia en el Pacífico chileno, es como ese familiar entrañable que todos tenemos, o deberíamos tener, tan llena de ternura, sencillez y generosidad que es imposible no enternecerte con ella. Somos ya viejos conocidos porque es una de las lectoras más entregadas de La Ciudad Comprometida y, claro, fueron inevitables las referencias al virus y cómo nos está cambiando la vida, sin esperarlo ni sospecharlo. Para mal, pero también para bien, y por eso nos felicitamos de haber conseguido, al fin, después de tres años de conocernos, dar el paso y llamarnos.Y vernos sonreír.

CRISTINA me llamó desde Bogotá. Es una concienzuda arquitecta que trabaja en la protección de las regiones amazónicas de su país. De su ecología, su cultura y sus comunidades. La conocí cuando hace un par de años viajamos juntos a Mitú, la sorprendente capital del Vaupés, y tuve la oportunidad de aportar mi granito de arena en esos proyectos. Y ya entre nosotros germinó una bella amistad que no se ajará así vayan pasando los años o las circunstancias de la vida. Por eso fue bonito volver a vernos y conversar.

PATTY es una chica de Colombia experta en cuestiones ambientales y, cuando conversamos, acababa de recorrer uno de los parques nacionales de su país haciendo su labor de pedagoga social. Me recibió en el seno de su familia y allí pude saludar a su sobrino y a su hija, que me miraban expectantes. En realidad, solo hablamos de cosas triviales como si nuestra charla fuese algo común entre nosotros y, quizás por eso, fue un entrañable encuentro que nos regaló la noche.

Ya en la tarde del sábado, contacté con SILVIA, de Atarfe, con quien tuve una velada muy cercana en la que, aunque hizo grandes esfuerzos para que no aflorara la indudable tensión que le supone su trabajo (como funcionaria de prisiones a las afueras de Granada), sin embargo, no me fue difícil percibir que el coronavirus en aquel lugar debe ser como esa gota que casi colma el vaso… Por eso nos hizo bien cambiar de tema y creo que quiso sacar pecho cuando fue descubriendo por mis palabras que soy un cocinicas ¡jajaaj! y ya la charla hizo despertar de su aletargo a los jugos gástricos y ya no tuvimos más remedio que reconocer que la tarde ya estaba tocando a su fin.

Y ya ayer fue, primero, MERCEDES quien, desde Jumilla (Murcia) me ha regalado un buen rato de amistad en el que se fueron mezclando con naturalidad ya fueran nuestras aficiones (ella es una música consumada), el repaso a las habilidades de nuestros hijos respectivos, el gusto compartido por los vinos sabrosos de su tierra, o las peripecias de su hija de 16 años que tiene que volver apresuradamente desde Canadá, donde estudia con una beca, a cuentas del virus este… y ella, al igual que toda su familia, felices de que vuelva a casa, porque en estas circunstancias mejor todos juntitos, ¿no?

Y para finalizar, también ayer noche recibí la llamada entrañable de una paisana que hace muchos años que ya vive en Mallorca: CARMEN POYATOS. Conoció a mis padres y a muchos de mis hermanos. Hemos descubierto vivencias comunes, anécdotas y mucha, mucha gente querida por los dos, y por eso fue maravilloso evocar a esas personas queridas. Como por ejemplo las bellas referencias que hizo de mi TÍO PEPE, primo hermano de mi padre, de mi primo JUANMA, sin duda alguna el tipo más querido allá por donde vaya, y de su hermana (mi prima, claro) VICTORIA, de quien se deshizo en elogios… ¡jajaj! Además, aproveché para darle unas nociones básicas de redes sociales y de telefonía móvil para que vaya renovando, un año de estos supongo, ¡jajaja! su antediluviano teléfono. Gracias Carmen por tu llamada tan bonica.

Por eso… ¿Cómo nos iba a contar estas cósicas? Pero ya, a partir del miércoles ya quisiera volver a hablar de ciudades, de ciudadanos y de sentimientos comprometidos… que la vida sigue y seguirá, y tampoco es bueno que no levantemos la vista…

¡Un abrazo grande, cálido y largo para todos vosotros!

Visto 803 veces

12 comentarios

  • Enlace al Comentario Juanma García Martes, 24 Marzo 2020 08:16 publicado por Juanma García

    Claro primo. Y es que las ciudades, comprometidas o no, están llenas de gente maravillosa como tú. Tienes la suerte de haber viajado y trabajado con muchas de ellas que ahora te recompensan con sus llamadas o mensajes y en tu gran corazón hay espacio para todas y más. Siéntete un privilegiado al que la Providencia le ha concedido ese don que tienes y que desarrollas contínuamente en todas las facetas personales. Sigue adelante con tu labor sin olvidar que hay mucha gente que te necesita. Gracias y cuidate mucho. Besos y un fuerte abrazo.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan José Bonilla Martínez Martes, 24 Marzo 2020 08:21 publicado por Juan José Bonilla Martínez

    Mensajes cercanos, cargados de humanidad, me ha encantado leerlo como cada una de tus reflexiones. Hasta tal punto haces el relato que me ha parecido conocer a Vladka, Silvia Rosa, Cristina, Patty, Silvia, Mercedes, Carmen,... y en ese acercamiento también he sentido la percepción de los paisajes, los olores, las vivencias,... y a la vez pensar en la cantidad de momentos íntimos que las perdonas dejamos ir en este ritmo acelerado que nos imponemos y que en una parada forzosa, como esta que tenemos, vuelven a nosotros y nos enseñan cuáles son las cosas que en realidad deben importarnos. Un abrazo Juan Carlos!!!

    Reportar
  • Enlace al Comentario Silvia Silva Martes, 24 Marzo 2020 10:55 publicado por Silvia Silva

    Jaja, me cambiaste la ciudad donde vivo, pero no importa, feliz yo de leer tus lindas palabras y las emociones que sentimos de habernos conocido
    Un abrazo a la distancia.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Roberto Balboa Martes, 24 Marzo 2020 11:24 publicado por Roberto Balboa

    Querido amigo Juan Carlos:
    Te iba a decir alguna que otra cosilla como tengo por costumbre, pero al leer el comentario de tu primo Juanma, me he dicho, que va, ya se lo ha dicho todo él.
    Y es que me ha robado las palabras y los sentimientos, pues si tu corazón es grande, tampoco le va a la zaga el de tu primo.
    En fin, lo dicho, que como si te volviera a escribir lo que te escribió tu primo Juanma.
    Que Dios os bendiga.
    Un abrazo como yo de grande para ambos.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Carlos García delosReyes Martes, 24 Marzo 2020 12:12 publicado por Juan Carlos García delosReyes

    Querido querido Juanma, ¿Para qué me dices esas cosas? ¿Para ponerme colorao? esom es porque yo he dicho a todos lo que ya todos saben bien: que tú eres elgran artifice de muchas cosas y todas ellas relacionadas con la amistad, la fraternidad, la familia, la ternura, el compromiso... Anda, anda... y págate unas cervezas cuando esto termine... pero en El Camino ¡Un abrazaco!

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Carlos García delosReyes Martes, 24 Marzo 2020 12:13 publicado por Juan Carlos García delosReyes

    Querido Juanjo, vaya mensaje bonito que nos has regalado... y generoso también. Te mando un abrazo grande grande con mis mejores deseos de que tú y tu bella familia estéis bien.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Carlos García delosReyes Martes, 24 Marzo 2020 12:14 publicado por Juan Carlos García delosReyes

    Querido Roberto, solo te voy a decir una cosa, hombre: ¡Que Dios te bendiga!

    Reportar
  • Enlace al Comentario Patricia Martes, 24 Marzo 2020 13:41 publicado por Patricia

    Señor de los Reyes
    La distancia misma se ha encargado de reunir a las personas independientemente del medio que sea utilizado y en estos momentos llenos de memoria por la situación que atraviesan nuestros naciones, han empezado a florecer otras situaciones al interior de las familias o hogares en los cuales día a dia se comparte un espacio. Ya en las noticias han mostrado, como se han incrementado algunos de los casos de violencia intrafamiliar, hechos que ponen a pensar en cómo las relaciones personales se debilitan en un breve espacio en qué se requiere estar más fuerte o quizas siempre han estado débiles. Además, porque aquí aumentaron los días obligatorios de cuarentena.
    Ojalá que todos reflexionemos acerca de esto y retomando el titulo de su blog " la ciudad comprometida", realmente haya un cambio no solo social, cultural, familiar sino ambiental para que la lección que también nos da la naturaleza, permita que NO volvamos a nuestras costumbres de consumo, sino se logre una relación equilibrada con los sistemas.
    Gracias por este espacio y permitir a través del ejercicio de las video llamadas conocer un poco de la historia de cada uno, así sea desde unos 9.000 km de distancia.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Carlos García delosReyes Martes, 24 Marzo 2020 15:28 publicado por Juan Carlos García delosReyes

    jajajaja ¡¡Silvia, resulta que vives en Valparaiso!!! bueno pues a través de este comentario queda aclarado... jjajajaj Me alegra muchomque te haya gustado. Un abrazo ultramarino

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Carlos García delosReyes Martes, 24 Marzo 2020 15:32 publicado por Juan Carlos García delosReyes

    Querida amiga Patty, tanto días de encierro harán brotar lo mejor y lo menos mejor, jajaj Así que dependerá de cada cual o de cada familia aprovechar este regalo de la vida ("Coronavida") o sufrirlo como una de las plagas bíblicas.
    Gracias a tí por abrirme las puertas de tu hogar y de tu amistad y por adentrarte también un poquito en la mia.
    Un abrazo cálido desde Granada

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.