Historias del coronavirus (y 15) NO OLVIDES QUE DANDO SIEMPRE RECIBIRÁS

Historias del coronavirus 15

¿Quién lo diría? Ya han pasado algo más de tres meses desde que en España se decretó la alerta sanitaria por el Covid y ahora, con la llegada de la “Noche de San Juan”, el solsticio de verano no solo nos traerá la emoción de vivir el día más largo (con su noche más corta) sino que también dará paso al principio del fin de esta pesadilla del covid.

Cada uno de nosotros seguro que podríamos llenar un saco con todas esas vivencias especiales que ya para siempre formarán parte de nuestra memoria personal: momentos de amargura y de angustia, amigos que se fueron, vivimos los detalles, descubrimos al vecino, ensayamos nuevas recetas, el reloj ya no mandó apenas, volvimos a saludar…

O de la memoria colectiva también, porque esta sociedad que hemos creado se ha dado de bruces contra el muro de su soberbia y de su irresponsabilidad, y no seré yo quien diga que no vaya a venir mal que ahora tengamos que afrontar una lenta digestión de todo lo acaecido para obligarnos a aprender y a no olvidar como si nada. 

También la agenda de este Blog se ha adaptado inevitablemente a estas circunstancias tan excepcionales, y por eso esta mañana, de madrugada, he querido repasar, con sano orgullo, cómo desde La Ciudad Comprometida os hayamos podido acompañar:

Nacieron, por ejemplo, las “Historias del Coronavirus”, 14 en total, que empezaron lanzando al aire una pregunta/reto: “¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón…” y que finalmente han supuesto una manera simpática de mostraros mi lado más personal e intimista.  https://laciudadcomprometida.eu/la-sociedad-comprometida/5033-historias-del-coronavirus-1

Y también, con el apoyo de mi equipo www.gr-arquitectos.com, en algún momento me pareció importante brindar, con humildad pero también con mucha solidaridad, nuestro apoyo profesional para ayudar a desentrañar las claves del cálculo de los AFOROS COVID-19, eso de lo que ahora todos sabemos tanto ¡jajaja! Y la sorpresa llegó porque HABÉIS SIDO MÁS DE 120.000 LECTORES (usuarios, pequeños empresarios, alcaldes o instituciones) los que habéis “aprendido” de nuestros aportes y enseñanzas tan masticaditas…

Así que, una vez más vuelve a ser cierto (y más que gratificante) aquello que me enseñaron mis bellos padres. Eso de que Dando siempre recibirás… Porque yo mismo lo he podido comprobar en mis carnes a través de vuestras miles y miles de lecturas y de consultas, llegadas desde numerosas ciudades y países.

Ya va amaneciendo y toca terminar. Mi reflexión de hoy y también mis “Historias del Coronavirus”, porque vamos a estrenar felizmente en España el fin de la alerta sanitaria. Y les pondré fin casi tal y como empezaron: con la esperanza de que, quizás a cuentas del bichito, “esta Humanidad tan deshumanizada se pueda dar cuenta de que puede afrontar ‘por derecho’ cualquiera de los grandes e inminentes retos que tenemos por delante en este sorprendente siglo XXI.”

¡Gracias una vez más!

 

https://laciudadcomprometida.eu/el-consultor-urbanistico/148-el-consultor-urbanistico-de-los-ciudadanos-como-puedo-conocer-el-aforo-maximo-de-un-local

https://laciudadcomprometida.eu/el-consultor-urbanistico/5066-quieres-conocer-el-aforo-maximo-covid-19-de-un-local

https://laciudadcomprometida.eu/soluciones-para-mejorar-el-aforo-en-la-reapertura-covid-19-de-los-locales

https://laciudadcomprometida.eu/consultorio-gratuito-sobre-el-aforo-covid-19

Visto 554 veces

4 comentarios

  • Enlace al Comentario Roberto Balboa Sábado, 20 Junio 2020 07:18 publicado por Roberto Balboa

    Querido amigo Juan Carlos:
    Hoy, por dos sitios diferentes he leído algo relacionado con la muerte; la pérdida del amigo de una prima lejana, y un relato de un buen amigo (¿verdad o ficción?) donde también se habla del fallecimiento en Trevélez de una tía del protagonista.
    Y es que cuando nos creemos ser alguien, la vida se encarga de darnos lecciones sublimes y constantes, que parece que nos empeñamos en no querer interiorizar, cuando una y otra vez las vemos pasar por delante de nuestras narices; como le decía en Trevélez el cuñado de la fallecida a su hijo recién llegado de Barcelona, cuando éste le preguntaba que cómo le iba, y él respondía: “Pues asistiendo a mi vida hijo, esto nos demuestra una vez más, que no somos nada, nacemos, nos reproducimos y morimos, ese es el ritmo de la vida.”
    Ojalá todo lo que hemos padecido, y lo que nos quede por padecer, sirva para que la Humanidad vuelva por sus fueros, los que ya hace muchos años empezó a abandonar inexorablemente, y comprenda de una vez, como muy bien dices al final de tu artículo de hoy, que como Humanidad somos capaces de afrontar por derecho cualquier reto que se nos cruce en el camino.
    ¡Que así sea!
    Un abrazo como yo de grande.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Silvia Silva A. Sábado, 20 Junio 2020 14:35 publicado por Silvia Silva A.

    Juan Carlos: como Ciudad Comprometida, has mostrado tu generocidad para con los demás, aportando tu granito de arena.
    Como también has descubierto lo grato de conversar con tus semejantes, en el caso de tu vecino, en estos tiempos tan rápido, que nadie se da cuenta de quién ests a tu lado.
    Este vichito, como tu dices, nos causó angustia, encierro, y les enseñó a tanta gente a reflexionar que la vida es como el tiempo de las flores, animales de tres cosas fundamentales, aparte de nacer , reproducirse, llega el tiempo final
    Finalmente, el dar sin recibir nada a cambio, sino dar hasta que duela y tu espiritu se va tranquilo.
    Abrazo Silvia

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Carlos García delosReyes Lunes, 22 Junio 2020 04:55 publicado por Juan Carlos García delosReyes

    agradezco vuestros comentarios, y os mando un fuerte abrazo para Valparaiso (SILVIA) y Guadix (ROBERTO)

    Reportar
  • Enlace al Comentario Silvia Silva A. Domingo, 28 Junio 2020 02:04 publicado por Silvia Silva A.

    Gracias por tus palabras, que me has dirigido con cariño
    Te saluda Silvia

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.