LA PROTECCIÓN DE LOS HUERTOS EN EL BARRANCO DE POQUEIRA. Huertos urbanos (2)

Escrito por

 Hace años, tras concluir el Plan de Ordenación y de Protección del Barranco del Poqueira (Alpujarra, Andalucía, España), recuerdo que escribí una sentida reflexión en reconocimiento de los logros conseguidos en común, a lo largo de los últimos 20 años, por los ciudadanos de aquel hermoso lugar. Toda una lección de responsabilidad y de coherencia que habían dado los tres municipios de aquel valle con motivo de su planeamiento, con el que escribí una de las páginas más gratificantes de mi vida profesional.

Y entre otras cosas escribí que:

“En numerosos lugares, en demasiadas ocasiones, la huella del desarrollismo urbanístico de los últimos años ha terminado por enterrar muchos de los valores urbanos, ahogados por la huella indeleble de la especulación en el diseño y en la construcción de la ciudad.

 HUERTOS URBANOS BUBIÓN

Por ello me parece acertado y justo que se reconozcan los grandes esfuerzos que se están realizando desde la Alpujarra en defensa de su valiosísimo, a la vez que frágil, patrimonio ecocultural. Y es necesario destacar, entre todas, la labor pionera que desde el Barranco del Poqueira que ha permitido que:

-       la Consejería de Cultura haya  delegado en sus tres municipios las competencias para la gestión de sus respectivos Conjuntos Históricos,

-       Y que en el año 2009 se les concediese la Bandera de Andalucía por la planificación y gestión urbanística de su territorio.”

Pues bien, hoy quiero rescatar de aquel plan algunas ideas sobre sus innovadoras propuestas, precisamente aquellas referidas a la PROTECCIÓN DE SUS HUERTOS URBANOS:

 “El lento proceso de crecimiento, evolución y transformación de los núcleos tradicionales a partir de los pequeños asentamientos rurales primigenios ha supuesto la ocupación progresiva de los espacios cultivables existentes entre los cortijos y eras.

 Existen huertos que se mezclan en la trama urbana con las edificaciones residenciales, manteniéndose la actividad productiva en muchos casos. En otros casos se han reconvertido como espacios libres privados, con unas cualidades ambientales reseñables.

 Estos espacios suponen un esponjamiento de la trama y son elementos de gran interés etnológico, destacando los muros que definen los abancalamientos como elementos cualificadores del espacio público.”

Pues bien, en relación a sus huertos de estos tres municipios, el plan estableció diferentes medidas para “Evitar la progresiva densificación de las zonas centrales de los pueblos y la paralela desaparición de los espacios no edificados de carácter privado, tales como los huertos y jardines anejos a las edificaciones tradicionales, de gran importancia a la hora de configurar la escena urbana”.

03 huerto

 Por tanto el plan identificó y catalogó todos los huertos urbanos vinculados a las viviendas y estableció mediadas para su conservación como espacios agrícolas integrados paisajística y ambientalmente dentro de la trama urbana… Supuso toda una innovación y requirió de grandes dosis de pedagogía, pero felizmente eligieron el camino de la sostenibilidad y de la responsabilidad.

Por eso, entonces escribí, muy orgulloso de sus gentes, que el Barranco del Poqueira era todo un modelo a seguir.

 

Visto 1711 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.