Buen lector, buen conversador y buen narrador Destacado

202208 Benasque

Querido amigo mío y de La Ciudad Comprometida, a raíz de un comentario recibido recientemente en uno de mis post (y de mi consiguiente respuesta) he caído en la cuenta de que a pesar de que ya se cuentan por miles las reflexiones que ya te he compartido, sin embargo, nunca te hablé sobre algo que considero esencial para cualquiera que pretenda ser un buen profesional, al margen de cuál sea su materia o especialidad; ni de si sea asalariado, funcionario, investigador, profesor o empresario.  

Ese algo, en realidad, constituye la suma o mejor la conjunción de tres aptitudes: Ser un buen lector, un buen conversador y un buen narrador. Pero antes de detallarte por qué afirmo eso te contaré una vivencia personal que tiene que ver con eso.

Hace ya años, cuando ya había cumplido mi primera década como arquitecto, un arquitecto voluntarioso y algo ufano ya que en esos primeros años había abordado con gallardía numerosos retos, me propusieron sumarme al grupo de especialistas que redactarían el Plan de Ordenación de la Aglomeración Urbana de Granada (POTAUG) y, claro, acepté encantado. Era un trabajo pionero en Andalucía y eso me hacía sentir especial, pero a los pocos meses me di de bruces con la realidad cuando el director de los trabajos (El urbanista Carlos López Canto, de quien tantísimo aprendí y a quien le mando un cálido abrazo) me pidió que desarrollase una memoria en la que debería narrar detalladamente alguna de las cuestiones sobre las que estábamos trabajando.

Pues te diré que, a pesar de que me facilitó un esquema sintético para que me sirviera de guía, durante las semanas siguientes sufrí y sudé como nunca, viviendo la terrible frustración del folio en blanco. En realidad, no era capaz de expresar con palabras todo lo que sabía sobre esa temática. ¿Por qué? Pues porque no tenía el hábito de pensar y de escribir mis pensamientos.

Aunque superé razonablemente la prueba, solo yo sé lo que me costó y lo que sufrí.

Y te confieso que supe al instante que, si quería desarrollar todo mi potencial como profesional, superando la mediocridad en la que estaba instalado, debía mejorar en una serie de habilidades “no técnicas” que me permitiesen expresar mis ideas con fluidez:

  • Ser un buen lector: Aunque si solo leía manuales técnicos o textos reglamentarios mi lenguaje estaría plagado de tecnicismos y entonces más que transmitir conocimientos generaría distancia. Por eso, si te prodigas en la lectura irás desarrollando la capacidad de encontrar con facilidad las palabras y expresiones más adecuadas de manera inteligible y llana.
  • Ser un buen conversador: De manera que vayas desarrollando la habilidad de expresar con naturalidad lo que piensas, de tal modo que tu lenguaje y la manera de contarlo pueda adaptarse a las características del escenario y al nivel cultural de los que te escuchen. Y no debes temer hablar con sencillez porque tanto los eruditos como los menos doctos lo valorarán como una gran cualidad en ti.
  • Y también ser un buen narrador: porque a medida que tu nivel profesional vaya creciendo también será más y más frecuente que debas exponer por escrito tus propuestas o tus planteamientos. Por eso creo debes crearte el hábito de escribir.

Han pasado ya muchos, muchos años desde entonces (aunque no pienso decirte cuantos, jajajaj) y creo que gran parte de lo que hoy puedo trasmitir como profesional se debe en grandísima medida a que desde entonces he desarrollado todo lo que he podido dichos hábitos:

  • Leer mucho y variado ha enriquecido mi vocabulario y mis expresiones, como también ha enriquecido mi bagaje cultural;
  • Prodigarme en conversar y conversar, aparte de hacerme mucho más sociable y feliz también me ha aportado frescura y cercanía en el cuerpo a cuerpo, algo que considero esencial;
  • Y escribir con frecuencia… ¡Uf! Escribir, sobre todo en este blog cada semana, creo que ha sido una de las mayores aportaciones que he recibido, ya que con cada uno de los escritos me he documentado sobre una temática, he reflexionado, he afinado mis planteamientos, he ordenado mis ideas, y me he obligado a transmitírtelas masticadas, haciendo sencillo lo complejo… Por eso siento que escribir y escribir no me cabe la menor duda que me ha permitido ser mucho más culto, más sabio y también mucho más sensible.

Por eso, mi respuesta a ese comentario, que por su parquedad me recordó al joven profesional que yo fui hace tantos años,  fue la siguiente: “Debes prodigarte en mostrar tus ideas, y no solo con gráficos y renders, ya que un buen profesional también necesita expresarse de manera oral y escrita con fluidez y elocuencia, y eso solo se consigue hacer razonablemente bien con la práctica”.

Un fuerte abrazo.   

Visto 1700 veces

32 comentarios

  • Enlace al Comentario Carmen Poyatos Domingo, 02 Octubre 2022 13:33 publicado por Carmen Poyatos

    Estoy de acuerdo contigo, la cultura no es sinónimo de carrera" la cultura se adquiere leyendo documentarse en temas interesantes para poder debatir y así tendrás más fluidez a la hora de desarrollar dichos temas .
    A ti, te sobra fluidez en todo , no te he visto nunca como orador , pero si como escritor y la verdad me gusta lo que escribes y ojo con pocos tecnicismos .
    A todos creo que nos ha pasado alguna vez quedarse la mente en blanco y no saber que decir o escribir.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Manuel Domingo, 02 Octubre 2022 13:42 publicado por Manuel

    No puedo estar más de acuerdo con tu tridente relacionado con el leguaje, Juan Carlos. La escritura me ha brindado muchas posibilidades y me ha ayudado mucho a marcar diferencias, aunque cada vez lo haga peor. Es cierto que sin la lectura y la conversación, la escritura se empobrece y se pierden matices. Un saludo y a seguir escribiendo, leyendo y conversando ( que no wassapeando).

    Reportar
  • Enlace al Comentario Juan Manuel Caro Tenorio Domingo, 02 Octubre 2022 13:52 publicado por Juan Manuel Caro Tenorio

    Muy certera tu reflexión aprendida de propia experiencia personal Sobre eso que has hablado se ha construido todo una ciencia social aplicada a la gestión de los recursos humanos en las organizaciones "La gestión por competencias".

    Reportar
  • Enlace al Comentario Silvia Rosa Silva A. Domingo, 02 Octubre 2022 13:59 publicado por Silvia Rosa Silva A.

    Mis felicitaciones, todas esas reflexiones te servirá, para ir armando tus memorias.
    Tienes tantos temas y tantas experiencias, que escribir sobre tu extensa carrera, que dará para fruto de varios libros .
    Eres el personaje con mucha tenacidad y compromiso
    Felicitaciones ?
    Silvia Rosa Silva A.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Ana Domingo, 02 Octubre 2022 14:05 publicado por Ana

    Yo añadiría que para saber escribir también hace falta sensibilidad para percibir aquello que no todos son capaces de notar y contarlo esas pequeñas cosas a los demás

    Reportar
  • Enlace al Comentario Enrique Domingo, 02 Octubre 2022 14:28 publicado por Enrique

    Totalmente de acuerdo contigo, Juan Carlos, a mí también me toca frecuentemente "hacer memoria" y, aunque por deformación profesional tendemos a apoyarnos en la expresión gráfica, es fundamental saber expresar nuestras ideas a través de la palabra, oral o escrita. Un fuerte abrazo!

    Reportar
  • Enlace al Comentario Emilio Rometo Domingo, 02 Octubre 2022 17:48 publicado por Emilio Rometo

    Evidentemente la lectura es, además de un placer, una fuente inagotable de cultura y saber leas lo que leas. Aunque siempre estamos con el tan cacareado: "no tengo tiempo"; sin embargo, se trata de una falta de programación y saber priorizar; porque el tiempo está ahí.
    Conversar me encanta y si es tomándome un buen vino con amigos /as en un lugar relajante, mejor que mejor. Me gusta escuchar también.
    Y escribir a mano, sobre todo poesía, me aleja de la cotidianidad labor humana.
    Me voy a esforzar en estas vertientes propuestas.
    Un abrazo estimado Juan Carlos.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Luis E. Iáñez Domingo, 02 Octubre 2022 18:32 publicado por Luis E. Iáñez

    Qué importante es para cualquier arquitecto (aunque diría para cualquier profesional) armarse y desenvolverse en las humanidades. No solo porque ayude a reflexionar en la perspectiva humana de las cuestiones técnicas que desarrollamos, sino también por su aportación al desarrollo personal. Ojalá que nunca nos falte tiempo para sentarnos delante de un buen libro.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Roberto Balboa Domingo, 02 Octubre 2022 19:42 publicado por Roberto Balboa

    Querido amigo Juan Carlos:
    Aunque nos hayas contado algo muy sencillo y casi evidente, la maldita prisa que nos persigue desde hace mucho tiempo, hace que no caigamos en cosas tan sencillas e importantes como las que has compartido con nosotros, lo que personalmente te agradezco y mucho. Y no dudes seguirlo haciendo pues estoy seguro que nos vendrá muy bien.
    Un abrazo como yo de grande.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Jose enrique Domingo, 02 Octubre 2022 20:12 publicado por Jose enrique

    Yo agregaria a tu propuesta que el arquitecto deberia actuar con sabiduria y sobre todo ser buena persona

    Reportar

Deja un comentario