Reportar comentario

Un placer leer tus reflexiones en este relato tan conmovedor. Pero lo mejor fue compartir contigo esos dos días maravillosos, y orgulloso de haber sido un poco protagonista de tu historia.
Espero que podamos repetirla