LA FIESTA DE LA CAL

Escrito por

Hace nada, apenas unos días, nos llegó el verano de repente. Ahora que casi nos habíamos acostumbrado a alternar los días de lluvia con otros entrenublados y entrefresquitos... Pero ya bastante se había alargado el tránsito y el verano llegó.

Y es que la vida, que está muy bien pensada y que sabe aprender de la naturaleza, nos invita tantas veces a pasar pagina y a un enfrascarnos en un nuevo renacer. Para desprendernos de esa caspa que nos blanquea el hombro, y para retomar nuestro rumbo con renovadas fuerzas e ilusiones.
Por eso, esta primavera ya estaba de más y había que abrirle la puerta a un nuevo verano...

FIESTA DE LA CAL 1

 Pero aunque esta reflexión está llena de metáforas, sin embargo es tan vieja como los tiempos y la vida... y por la Noche de San Juan unos habréis quemado recuerdos y soltado lastres... y yo, que soy más pegado a la tierra, he preferido llenarme de luz “encalando” o “blanqueando” mi casa-Molino (el Molino de San Antonio) de Ferreira, ubicado en las montañas de Sierra Nevada, “la Sierra del Sol”... un bello lugar donde su paisaje me ayuda a acerca a mí mismo.

Así que la vida, al igual que la arquitectura vernácula que se tiñe de la cal, higiénica y estética, en contraste con las tierras oscuras de la montaña, año tras año, desde que el hombre tiene recuerdos, nos invita a renovarnos y a emprender con nuevos bríos otras etapas.

FIESTA DE LA CAL 3

IMG 20180629 WA0000

 

Visto 1203 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.