Lo que sienten mis pensamientos

Miércoles, 18 Marzo 2020 06:06

Historias del coronavirus (4) LO QUE SON LAS COSAS…

Escrito por

coronavirus

Lo que son las cosas… Han pasado apenas cuatro días y sin embargo tengo la sensación de que nunca había estado tanto tiempo recluido en casa. Por eso me sorprende lo lento que pasa el tiempo. Y no es porque no tenga nada que hacer, no. Ni siquiera porque no haga muchas cosas, claro que no. Porque en realidad madrugo bastante, desayuno ya abriendo mi mente al día, para enseguida zambullirme a teletrabajar a las 7h30’ y, en realidad, paso toda la mañana de manera frenética con mil chat, llamadas o correos… Como afinando el tiro en numerosos asuntos que pareciera que demandasen un leve impulso mío para que volvieran a recobrar su sentido… O al menos eso creyese yo.

Así que en realidad mi trabajo se parece mucho a eso, a completar sinfonías inacabadas o que en algún momento perdieron su armonía y precisasen ser afinadas, o que permanecen lánguidas porque su tempo ya perdió vida y es como que a mí me tocase relanzarlas hacia un molto vivace. Y así llevo años, muchos años. Y por eso ya me acostumbré a sentirme activo solo cuando estoy multiactivo. Y es curioso… porque eso me gusta.

Con el tiempo fui descubriendo que mi mente solo sabía razonar con una cierta tensión y que en realidad gozaba más tomando decisiones, marcando caminos, ideando salidas o resolviendo enigmas, que deteniéndome a desarrollar con primor y con esmero cada uno de esos rumbos que había trazado, y eso quizás me llevó a acompañarme de otros muchos, sin duda más pacientes que yo y, desde luego también, mucho más capaces para desarrollar aquellas ideas eléctricas que habían brotando en mi mente...

Recuerdo que alguien me dijo, hace ya años: “Juan Carlos, tú ya te has desprofesionalizado” y yo lo recibí como algo denigrante, porque reconozco que por entonces no supe entender que esa persona tenía toda la razón… En realidad, había dejado de ser un arquitecto individual para adoptar progresivamente un poco del espíritu de cada uno de aquellos que me acompañaban, a los que ayudaba con mis orientaciones y decisiones a avanzar. Y fue cuando en realidad empecé a tomar conciencia de mi nueva realidad. Porque, como os decía, la vida me ha ido llevando ¿O fui yo quizás? a navegar en mil aguas, a pensar en mil asuntos, a compatibilizar mil pensamientos.  Y eso me gusta… O quizás sea también que me guste porque sea la única manera, o mi manera particular, para seguir avanzando en una profesión en la que cuesta esfuerzos sobrehumanos no ya sobrevivir, sino sobre todo hacerlo con coherencia…

El caso es que llevo tantos años ya sumergido en ese ritmo frenético que te exige tener solo buenas primeras ideas que, seguramente, hice de la necesidad virtud. Y por eso, algunas veces, como en estos días, cuando un mayor sosiego es obligado, y cuando los minutos y las horas han recobrado su verdadera magnitud, me pareciera que ya no se vivir de otra manera…

Sin embargo, en menos de una semana las prioridades del mundo, y desde luego de mi mundo, han cambiado con tal radicalidad que aquí me tenéis, como millones de vosotros, recluido en casa, haciendo lo teleimposible para insuflar algo de vida a todo aquello que hasta hace apenas nada de tiempo era de la máxima urgencia…

Y lo que son las cosas, como te decía, porque hasta hace unos días era yo quien perseguía a los acontecimientos, siempre escurridizos y acelerados, cuando ahora aquel ritmo se volvió un adagio… ¡Uf! Y en estas estoy, que ya no sé si lo que me mueve es la inercia de seguir avanzando, o por el contrario sea en realidad mi voluntad corajuda de que la vida, mi vida, no se pare…

Por eso, me siento raro, raro, raro. Y han bastado para ello apenas cuatro días, eternos, encerrado en casa, prisionero de mi soledad, en los que en lo laboral y en lo social todo se volvió virtual. Además, con la certeza de que esto va, si no para largo, largo, sí que, al menos, no se va a pasar en un suspiro, no. Y creo que, desde entonces ¿Media semana? todo cuanto hago o pienso o digo se me antoja bastante introspectivo.

Pero el caso es que, si repaso mentalmente todo lo que hice hoy, resulta que es tanto que no justificaría esa sensación de languidez que me acompaña… Así que en eso llevo pensando toda la tarde. Pero en un momento de lucidez me dije:

- Anda Juan Carlos, ponte a escribirle a tus amigos de La Ciudad Comprometida a ver si así aclaras tus ideas y te sacas un conejo de la chistera, como tantas otras veces antes, porque algo tienes que hacer… Porque la coronavida te acaba de regalar todo un mesazo, o más, para que lo vivas como algo especial, o lo sufras como un verdadero suplicio… Tú eliges.

Y Ahora que estoy terminando mi reflexión, que ya no sé si en realidad es para vosotros o para mí mismo, me doy cuenta perfectamente de que, desde luego, ese mesazo, o lo que dure este encierro, no lo pienso tirar a la basura… ¡Claro que no!  Así que voy a trazarme un plan, jajaja, que es mi manera particular de resolver los enigmas, para llenar de miles de colores y de sensaciones estas mil horas que me esperan… ¡Al ataque!  

Martes, 10 Diciembre 2019 09:18

Este 2019 ya dio de sí lo que pudo...

Escrito por

Este 2019 ya dio de sí lo que pudo, con algunas alegrías y bastantes quebrantos, y por eso quisiera volver a leer contigo una de las reflexiones que nos regaló La Ciudad Comprometida:

En este discurrir tan acelerado de la vida actual, suelen pesar mucho más los números que las cualidades; los resultados que las virtudes; la riqueza que la prosperidad; la autonomía que la armonía; la amenaza que la concordia; lo mío o lo nuestro que lo común; lo inmediato que lo maduro; o el presente que la memoria. Olvidándonos de manera tozuda que todo lo bueno y sin duda todo lo mejor lo fuimos labrando a través de miles de puntadas hilvanadas en centenares de generaciones. Porque todo lo que es, es por lo que ha sido…

Ojalá a partir de hoy seamos capaces de revertir esa tendencia, y apostar también mucho más por la concordia que por la razón.

Feliz Navidad y próspero 2020 te deseamos

Juan Carlos García de los Reyes y tus amigos de GR-arquitectos Kika, Mónica, Natalia, Alejandro, Elena, Juan Carlos, Nidia, José Antonio y Santiago.

 

 

Navidad 2019 1

 

Navidad 2019 4

 

 

Navidad 2019 4

 

Hoy el regalo me lo voy a hacer yo mismo, aunque también os invito a que lo compartáis conmigo. Veréis: Como hace aproximadamente un año que publiqué mi libro Reflexiones desde la Ciudad Comprometida: Lo que sienten mis pensamientos quería darme el gustazo de poner juntitos algunos de los comentarios que me habéis regalado al leerlo...

¡Gracias, gracias, gracias, desde lo más profundo de mi corazón!


G.9

  • Apoya y divulga la cultura, empezando por la más cercana”. ROCÍO, Guía en el Centro de Interpretación del Megalitismo de Gorafe
  • Traduce la pasión, el trabajo y tu incansable búsqueda en lograr la coherencia de los espacios desde el legado de la historia y el presente. Felicito a Ciudades comprometidas por su décimo aniversario y que sean muchos más”. Dra. MARITZA VELARDE
  • he leído (su libro) con deleite, confirmando su visión conocedora y experta de los temas que involucran el espacio, el territorio, el urbanismo, así como el compromiso y pasión que se expresan en sus reflexionesMucho éxito en su labor de divulgación, promoción y docencia. Su esfuerzo hace mucho que ha traspasado fronteras, y sus ideas tendrán cada vez más seguidores entusiastas. Por el bien de nuestras sociedades, que hoy más que nunca en el mundo globalizado, necesitan de faros luminosos que orienten su camino”. Ing. MARCO ZEGARRA ALVARADO
  • ¡Súper feliz por el regalo que recibí hoy! ¡Me encantó la dedicatoria! ¡Dios te colme de bendiciones, Juan Carlos!!! ¡Gracias por enseñarme tanto!!!”. Ing. NIDIA IRURETA
  • “Infinitas vivencias muy interesante, y a la vez, sentimientos que afloran con nostalgia”. SILVIA ROSA SILVA ARANCIBIA
  • Gracias por esa dedicatoria tan bonita”. Profesor FRANCISCO TRINIDAD ROMEROG.4
  • Desde Huanchaco te reitero mi admiración y agradecimiento y sé que estás reflexiones nos llevarán a un mundo mejor… Dios te siga bendiciendo para que puedas ayudar a mucha gente y a nuestro planeta que nos necesita a todos. Lo que escribió (en el prólogo) tu tocayo, el Profesor Juan Carlos es hermoso. Me gusta que hables de mi país que tanto necesita reflexionar sobre la mala manera como han crecido los pueblos y ahora se pagan las consecuencias”. ELVIRA GLADYS AQUINO
  • Ha sido un placer leerte y sentir cuantos puntos en común tenemos, como las ciudades nos describen e influyen, y cuán importante es hacerlas nuestras, es encomiable lo que hacéis en GRarquitectos, con vuestra manera de entender el urbanismo en todo su amplio espectro”. ISABEL PEREZ ARANDA, fotógrafa
  • Hoy tuve el placer de visitar la IV Feria Comarcal de Guadix. Sumergirme en ella ha sido un placer… Numerosos artistas y compañeros escritores firmaban sus obras en esta feria. Uno de ellos, mi amigo el arquitecto Juan Carlos García de los Reyes…” CARMEN HERNANDEZ MONTALBÁN, escritoraG.3
  • “Me gusta todo eso que ha aparecido en tu vida y me gusta que incluso las nubecillas te acompañen en tu paso lento... Hoy me ha emocionado cómo has escrito y hoy te quiero más”. MARICARMEN Gª DE LOS REYES, artesana
  • “Eres un mago de las palabras...” BELÉN GARCÍA PIQUERAS, actriz
  • Saber ver lo bueno de lo que nos pasa, asumir lo que vivimos y hacer frente a cada prueba que nos pone la vida es lo que nos distingue como personas”. JUAN JOSÉ BONILLA, dinamizador socialG
  • Sientes que todo adquiere otra frecuencia, y percibes desde un lugar más profundo que el corazón, sientes que tu alma se amplia, enlazas miles de imágenes y de emociones, y eso te da paz... Precioso y sincero”. CÁRMEN CASTRO
  • Juan Carlos dice: solamente podemos SER prácticos en la gestión de la ciudad y de su patrimonio, si contamos con un conocimiento exhaustivo de las diferentes legislaciones, con una dilatada experiencia en gestión y, sobre todo, poseyendo una gran determinación para llevarlo a cabo... Visionario de Mundos Visibles”. ANA MARÍA JIMÉNEZ, educadora
  • "Gracias por todos tus desvelos para hacer un mundo mejor, y de manera especial por el Guadix de nuestras almas al que tanto queremos. Un abrazo como yo de grande". ROBERTO BALBOA

 Para los interesados, el libro se puede adquirir:

  • A través de la plataforma de venta Amazon, tanto en versión Kindle como impresa, en el siguiente enlace: https://www.amazon.es/REFLEXIONES-DESDE-CIUDAD-COMPROMETIDA-PENSAMIENTOS-ebook/dp/B07JN4MGDV
  • En la Librería Pipper: Placeta los Cuchilleros, 4, local, 18500 Guadix, Granada
  • En la tienda Azul Vintage : Calle Ancha, 6, 18500 Guadix, Granada
  • En Accicopias: Calle Escolanía Niños Cantores, 4, 18500 Guadix, Granada
  • En nuestra página web podeís descargar el PDF: https://gr-arquitectos.com/es/
  • Si deséais el ejemplar dedicado y firmado podéis adquirirlo escribiendo en el siguiente correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

GRACIAS! 

 

Página 1 de 3